El Comercio

El Principado encarga un plan para evitar los problemas ocasionados por jabalíes

Un operario arregla los destrozos causados por los jabalíes.
Un operario arregla los destrozos causados por los jabalíes. / MARIO ROJAS
  • La Guardería de Medio Rural controlará en septiembre a estos cerdos salvajes para garantizar la seguridad

El paseo de jabalíes semana sí, semana también, por las calles de Oviedo sigue dando quebraderos de cabeza al Gobierno regional y el Ayuntamiento. Antes del verano, el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, pidió ayuda al Principado y en junio se comenzaron las batidas por la zona de Las Campas. Desde entonces, la Guardería de Medio Rural ha ido cada poco por esta zona, pero aún no se ha conseguido cazar ningún animal.

Ayer, en la Comisión de Desarrollo Rural y Recursos Naturales celebrada en la Junta General, el director general de esta cartera, Manuel Calvo, afirmó que se «está trabajando con el Ayuntamiento de Oviedo y con la Policía Local para realizar controles durante el mes de septiembre». Asimismo, ambos gobiernos están elaborando un plan específico para atajar este problema de superpoblación porque, según comentó la consejera, María Jesús Álvarez, desde 2003 hasta 2015 la población ha crecido un «setecientos por cien» en todo el territorio. De forma paralela, Calvo volvió a reiterar que «Oviedo es prácticamente una zona de seguridad» y se ha encargado un informe al Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot). Según los datos que maneja el Consistorio ovetense, en mayo se recibió una media de entre tres y cuatro avisos por presencia de jabalíes en las calles de Oviedo. La mayor parte proceden de la zona oeste de la ciudad en la falda del Naranco -de La Florida o Las Campas-y la semana pasada se avistó a varios por Monte Cerrao que destrozaron algunas zonas verdes de este barrio. Otro fueron vistos paseando por el entorno del Carlos Tartiere.

Temas