El Comercio

El Ayuntamiento «congela» el IBI a los pisos y lo dobla para las grandes propiedades

Ricardo Fernández, Ana Taboada, Wenceslao López, Rubén Rosón y Cristina Pontón escenificaron en la rueda de prensa de ayer el acuerdo del Gobierno local sobre las ordenanzas fiscales.
Ricardo Fernández, Ana Taboada, Wenceslao López, Rubén Rosón y Cristina Pontón escenificaron en la rueda de prensa de ayer el acuerdo del Gobierno local sobre las ordenanzas fiscales. / E. C.
  • Rebaja el tipo al 0,65 para compensar en parte la revisión catastral y aplicará el 1,1 a 258 inmuebles de gran valor

El Ayuntamiento «prácticamente» congelará el recibo del IBI para todas las viviendas, trasteros y plazas de garaje del municipio y doblará el que pagan «las grandes cadenas, las multinacionales y grandes patrimonios locales» en un esfuerzo por hacer el impuesto «más progresivo» y para que «pague más quien más tiene». En una rueda de prensa, el alcalde, Wenceslao López; el concejal de Economía, Rubén Rosón; y los portavoces de los tres grupos políticos del gobierno, Ana Taboada, Ricardo Fernández y Cristina Pontón, presentaron, sin entrar en demasiados detalles, el proyecto de ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio.

El alcalde destacó que, «por segundo año consecutivo, bajaremos el IBI y lo haremos cuatro veces más que el año pasado». El tipo del IBI se situará en el 0,65, frente al 0,679 que pagarán los ovetenses este año o al 0,686 del último año de mandato del PP. Esa rebaja, en realidad, no es tal. El tipo se reduce el 3,2%, pero la aplicación de la nueva ponencia catastral incrementará, de media, un 5% el valor de los inmuebles. Habrá casos y casos -la revisión del Catastro no afecta por igual a todos los barrios- entre los 254.000 bienes que pagan la 'contribución', y el alcalde acabó por admitir que será «prácticamente una congelación» del recibo o, más bien, una pequeña subida. Una que tampoco es para todos, porque el Ayuntamiento por primera vez aplicará un tipo diferenciado de gravamen para los inmuebles de mayor valor que no sean de usos residenciales. Pagarán el 1,1% de su valor catastral, casi el doble.

258 bienes afectados

En realidad, el equipo de gobierno aprovechará la vieja modificación de la Ley de Haciendas Locales de 1993, que permite aplicar fiscalidades diferentes hasta al 10% de los inmuebles urbanos no residenciales de mayor valor catastral. Lo hará en aras de la progresividad y para recaudar unos «3 millones de euros más muy necesarios para hacer obras y tapar agujeros de anteriores equipos de gobierno», explicó el alcalde. «Habría que preguntar al PP por qué no lo hizo antes, por qué cualquier vecino tenía que pagar el mismo tipo que una gran fortuna o una multinacional», añadió Rubén Rosón, porque el recargo no se aplicará al 10% de mayor valor que permite la ley, sino a apenas 258 inmuebles. Para ello el equipo de gobierno ha fijado un umbral de valor catastral de un millón de euros para oficinas, usos industriales, comerciales y estacionamientos; de 2,6 millones para los de ocio y hostelería, y de 7,6 millones para los deportivos a partir del cual se aplicará el tipo del 1,1.

La medida significa que, por ejemplo, de los 95.106 contribuyentes que Hacienda califica como 'almacenamiento y estacionamiento' (trasteros y garajes), solo 44 pagarán el nuevo tipo. De las 2.163 oficinas, solo 53 se verán afectadas; de las 2.143 industrias, serán también 53 las que abonen el nuevo gravamen y de los 188 de hoteles y ocio, se aplicará a 17.

También deja un misterio a medias. De los 45 inmuebles clasificados como deportivos, cuatro superan el valor fijado de 7,6 millones de euros, pero tres son bienes municipales que están exentos. ¿Cuál es el otro, el único que pagará recargo? «Nosotros no lo sabemos», respondieron al alimón Rosón y el alcalde. Lo cierto es que también se trata de un equipamiento municipal, pero dice la Ley de Haciendas Locales que los titulares «de una concesión administrativa sobre los propios inmuebles» están sujetos a este impuesto. No hay tantos equipamientos deportivos en concesión y solo uno cuyo valor supera esa cifra y tiene 18 hoyos.

Ganar tiempo y plusvalía

El alcalde celebró el acuerdo de los tres grupos, que permitirá a los técnicos disponer de más tiempo para hacer su trabajo «e intentar tener los presupuestos y las ordenanzas en vigor desde el 1 de enero». Para Rubén Rosón, es otra prueba más de que «este es el gobierno más estable de Asturias» y para la portavoz de IU, Cristina Pontón, un signo de las «muchas cosas en las que estamos de acuerdo los tres» grupos, «en las cosas importantes, como cómo recaudar y en qué gastar el dinero».

Otro, sería la ampliación de la bonificación a las viviendas de protección oficial del 25 % al 35 % y de 3 a 4 años su aplicación; el aumento de la bonificación por energía solar del 20 % al 30 % o al incremento del límite del valor catastral máximo para aplicar la bonificación establecida a favor de las familias numerosas de 90.000 euros a 95.000 euros.

Pero hay cosas que no se miden en dinero. Con la Plusvalía «se producía una indefensión», sostuvo el socialista Ricardo Fernández, al tener que liquidar la cuota a los seis meses del fallecimiento. A partir de 2017, el plazo será de tres meses, pero a contar desde la notificación efectiva de la cuota.

Temas