El Comercio

Nueva oportunidad para el mercado de La Corredoria, aún sin rematar

El concejal, junto a los interesados en el futuro bar del mercado de abastos de la Corredoria.
El concejal, junto a los interesados en el futuro bar del mercado de abastos de la Corredoria. / MARIO ROJAS
  • El concejal de Economía visita la plaza de abastos con los candidatos a presentar una propuesta para los quince locales construidos

En el mercado de abastos de La Corredoria todavía hay restos del último evento que se celebró. Fue la segunda Feria de Exposiciones y Comercio de Oviedo, que tuvo lugar en diciembre del año pasado. Dos carteles anuncian aún este acto y se ve espumillón por el suelo. Los interesados en ocupar los locales de la plaza se toparon con estos restos durante la visita y posterior reunión que mantuvieron ayer el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón.

Durante el recorrido, los técnicos del Ayuntamiento les explicaron dónde va a ir cada uno de los puestos y el lugar en el que se encuentran las tomas de agua y de luz. Una de las mayores preocupaciones es si la plaza de abastos se va a llenar de comercios. Avelino García quiere regentar la cafetería, afirmó que le «atrae esta idea, pero necesito que esté todo abierto». Él tiene un negocio de hostelería que en la actualidad está alquilado y ahora desea dar un paso adelante e «independizarme». También le interesa que se instale un supermercado. Todo, con el objetivo de que cada día haya público que vaya allí a hacer sus compras y tome algo en el bar.

Esta misma inquietud la posee David González, de carnicerías Rionar. Tiene interés en ampliar su comercio con un establecimiento más, pero ven «el problema de que no sabemos si todos los locales van a estar ocupados». Su empresa no tiene un interés por un bajo en particular, ya que todos tienen la misma superficie, que rondea los 37 metros cuadrados. Esta zona, dijo, es «interesante» por el incremento poblacional que ha sufrido en los últimos años .

Por su parte, Rosa Pumario tiene una frutería en el barrio y si el mercado de abastos sale adelante quiere trasladarse hasta allí, porque el «alquiler es más barato». A pesar de ello, perdería superficie, pero cree que merece la pena: «El precio es bastante bueno», destacó.

Licitación

El mercado de abastos contará con una cafetería, catorce puestos, y una mediana superficie. En esta última zona se instalarán tres fruterías, una zona de congelado, tres pescaderías, dos carnicerías, una panadería, una pastelería y dos puestos destinados a otros usos. Cada interesado alquilará un local y tendrá acceso al puesto, a un almacén que se localiza en la planta menos uno y al aparcamiento que está en la menos dos. Todas estas zonas están conectadas por varios ascensores amplios para que se puedan cargar mercancías. De forma paralela, los camiones y furgonetas podrán acceder hasta la zona de depósito, pero no podrán aparcar allí.

El precio mínimo por metro cuadrado será de 63,45 euros. Además, los concesionarios están obligados a pagar el canon por la concesión que oscila entre los 64.714 euros de la mediana superficie hasta los 22.730 euros del bar. Las concesiones se otorgarán por el plazo inicial de veinte años, a contar desde la fecha de formalización de cada caso, pudiendo prorrogarse por plazos sucesivos de cinco años hasta el máximo total de cuarenta años.

La apertura de esta plaza suma retraso tras retraso. El equipo de gobierno ya lamentaba en 2011 las demoras y confiaba en inaugurarlo en la primavera del año 2012. Eso suponía un año más tarde de lo previsto inicialmente. Pero ahora la Concejalía de Economía y Empleo espera que la adjudicación de los puestos y las obras de acondicionamientos, que deben afrontar los concesionarios, puedan concluir este año.

Temas