El Comercio

Una plataforma pide anular el contrato de Aqualia por no revisar los hidrantes

Fernando Díaz, Lucía Piñera y Diego Díaz, de la Plataforma en Defensa del Agua Pública de Asturias.
Fernando Díaz, Lucía Piñera y Diego Díaz, de la Plataforma en Defensa del Agua Pública de Asturias. / A. PIña
  • La Plataforma en Defensa del Agua Pública de Asturias asegura que la falta de mantenimiento desencadenó la muerte del bombero Eloy Palacio

La Plataforma en Defensa del Agua Pública de Asturias no se ha andado con rodeos a la hora de denunciar el abandono del mantenimiento de los hidrantes de la ciudad por parte de Aqualia. Una dejadez de funciones y negligencia que, según este colectivo, desencadenó la muerte del bombero Eloy Palacio durante el incendio que asoló el edificio número 58 de la calle de Uría el pasado 7 de abril.

La plataforma se basa en el informe redactado por la brigada de la Policía Científica de la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Según explicó ayer el portavoz del colectivo, Fernando Díaz, el documento policial recoge que en la calle de Uría solo había un hidrante, ubicado entre los números 33 y 35 de esa vía. Un único hidrante que los bomberos fueron incapaces de abrir el día del siniestro. No estaba señalizado y además estaba cubierto por una loseta de hormigón. «Veinte días después del incendio se logró abrir a través de procedimientos mecánicos y descubrieron que no había enganche para la manguera», explicó Díaz.

La falta de hidrantes en Uría motivó que el día del incendio los bomberos tuviesen que enganchar sus mangueras a las bocas de riego cuya presión de agua es mucho menor que la de un hidrante. «Interpretamos que el señor Eloy Palacio abandonó la jaula porque el chorro no llegaba al foco del fuego por el poco caudal que había y esto viene dado por una falta de mantenimiento».

Acusan directamente a Aqualia de ello porque el mantenimiento de los hidrantes y bocas de riego es una de las funciones que debe de cumplir como empresa concesionaria del servicio de mantenimiento y abastecimiento de aguas de la ciudad y según la Plataforma en Defensa del Agua Pública de Asturias Aqualia, no lo hizo. «Motivo grave y suficiente» para exigir al Ayuntamiento que tome una «determinación severa» contra Aqualia y rescinda su contrato.

El colectivo va más allá y pide la «remunicipalización» del servicio. «No es una petición muy loca puesto que en Gijón hay una empresa municipal de aguas con otro gobierno muy diferente», aseveró Fernando Díaz.

La petición de rescisión del contrato con Aqualia la han presentado en el registro del Ayuntamiento para que se proceda a sancionar a la empresa por incumplir los artículos 41 y 42 de los pliegos del contrato del suministro de agua: «La no ejecución de alguna obra de reparación menor o de gran reparación, de mantenimiento o conservación que fuere precisa es una infracción muy grave que supone la rescisión del contrato».

El portavoz de la plataforma trabaja en la empresa municipal de aguas de Gijón como revisor de hidrantes. «Cada tres meses revaluamos los hidrantes para cumplir con la legislación en la que se dice que hay que revisar sus válvulas de apertura y cierre y que estén señalizados en un mapa», aseveró Díaz.

Temas