El Comercio

IU exige al alcalde transparencia en El Vasco y Somos replica que es su área

Iván Álvarez, de IU.
Iván Álvarez, de IU.
  • Wenceslao López «es alcalde porque los demás queremos y no nos puede marginar», protesta el concejal Iván Álvarez

IU hizo ayer público su malestar por la «falta de transparencia» en la gestión de determinados proyectos y, en concreto, por la 'resucitada' operación de El Vasco. Lo hizo con un durísimo comunicado contra el alcalde firmado por el concejal de Personal, Iván Álvarez, en el que buscaba el apoyo de Somos y acusaba a Wenceslao López de «liquidar» el debate político en la junta de gobierno. La actuación del alcalde con El Vasco, denunciaba el edil «es similar a la que emprendió con El Asturcón y El Cristo, actuar solo». De tarde, el edil añadía que López «es alcalde porque los demás queremos que sea alcalde y no nos puede marginar». A la vez que aseguraba que «Somos e IU compartimos criterios sobre la transparencia de las decisiones políticas, la próxima junta de gobierno debe marcar criterios sobre este y otros asuntos que están sobre la mesa. La actitud de este modo de proceder hace, además, ineficaz el control público como se debería saber tras el ridículo del 'Asturconazo'», sentenciaba el concejal.

Si buscaba el apoyo de Somos, no lo encontró. El concejal de Economía, Rubén Rosón, respondió con una nota en la que aseguraba que «estamos convencidos de que encontraremos sitio en los órganos de gobierno para tratar este y todos los temas que preocupen a cada una de las fuerzas que conforman el gobierno del cambio». Sin embargo, a cuenta de El Vasco, recalcaba, que «estamos hablando de una operación en terrenos, desgraciadamente privados, impulsada por empresas privadas. Que no les quepa ninguna duda a nuestros socios de gobierno de que estudiaremos que la misma se ajuste a la legalidad dentro de la competencia de Urbanismo, una de nuestras áreas de gobierno».

En realidad, lo único que necesitan las siete empresas que quieren retomar el proyecto abandonado por Jovellanos XXI es renovar las licencias. La última vez que el Ayuntamiento retiró una con proyecto aprobado tuvo que pagar 1,57 millones de euros a Repsol. Fue por la de una gasolinera en Económicos. Mejor no pensar en los 106.000 metros construidos de El Vasco.

Entre el ruido de sus socios, Alcaldía y el grupo socialista optaron por guardar silencio. La junta de gobierno se reúne hoy a las 10 de la mañana.

Temas