El Comercio

Más de veinte policías locales vigilarán la seguridad

Cada noche se desplazarán hasta la plaza de la Catedral y sus alrededores quince agentes de la Policía Local para vigilar la seguridad. Los municipales formarán parte de los tres círculos concéntricos de seguridad, que controlarán la entrada de botellón y el aforo de este emplazamiento. Al margen, habrá cinco patrullas con dos agentes cada una que recorrerán el casco histórico. En los días de mayor afluencia este dispositivo se reforzará con casi cuarenta personas. Asimismo, el plan de autoprotección establece que como mínimo habrá seis bomberos, otras tantas personas de Protección Civil y dos ambulancias, una UVI móvil y otra de traslado.

El puesto de mando se instalará en los alrededores de los jardines de los Reyes Católicos y en caso de emergencia, el jefe de seguridad subirá al escenario a explicar las vías de evacuación que existen, se girarán los fotos y los agentes dirigirán a la gente a la salida más próxima.