El Comercio

Auserón armoniza San Mateo

Santiago Auserón se vistió de esmoquin para actuar con Oviedo Filarmonía, ayer, en la plaza de la Catedral.
Santiago Auserón se vistió de esmoquin para actuar con Oviedo Filarmonía, ayer, en la plaza de la Catedral. / ALEX PIÑA
  • Repasa su carrera musical acompañado de Oviedo Filarmonía en la Catedral

  • El artista maño cerró el concierto con 'El canto del gallo' y dio paso en el escenario al grupo asturiano Truequedart y Tito&Tarántula

Nadie se quedó ayer como 'La estatua del jardín botánico', ni hubo que acudir a la 'Escuela de calor', porque las noches ovetenses son más bien fresquitas. Pero Santiago Auserón supo caldear el ambiente nada más subirse al escenario de la Catedral, con esmoquin para no desentonar con los músicos de la orquesta Oviedo Filarmonía que le acompañaron en el concierto que ofreció dentro de su gira 'Vagamundo'.

Truequedart al inicio de su actuación.

Truequedart al inicio de su actuación. / A. Piña

A los primeros acordes de 'Río negro' le siguió la voz de un Auserón que casó a la perfección con la música sinfónica, como si siempre hubiera cantado con violas y violines. Tras la primera canción llegó el saludo: «Buenas noches, hermanos y hermanas de Oviedo. La vida me ha hecho un regalo, gracias a San Mateo mis humildes canciones suenan así. Gracias a Oviedo Filarmonía». Recibió aplausos de un público entregado esperando a que el maño cumpliese su promesa: «Voy a cantar canciones de mi etapa de Juan Perro, que igual se mezclan con un repertorio más viejo después». Con 'Annabel Lee' sonó la mayor ovación de una noche en la que presentó 'El desterrado' y dedicó «a los nuevos exiliados». El broche final lo puso con 'El canto del gallo' y un «hasta siempre Oviedo».

Después llegó Truequedart. El grupo asturiano, de Turón para más señas, salió al escenario de la Catedral con ganas de poner al mundo a bailar a ritmo de reggae, hip hop, rock, latin y folk... La noche catedralicia concluyó con Tito & Tarántula.