El Comercio

«Daremos la batalla a Defensa por la propiedad de los terrenos de La Vega»

El alcalde, Wenceslao López, lleva 16 meses al frente del Ayuntamiento de Oviedo.
El alcalde, Wenceslao López, lleva 16 meses al frente del Ayuntamiento de Oviedo. / M. Rojas
  • Wenceslao López, Alcalde de Oviedo

  • El socialista calcula que la municipalización del servicio de la recaudación permitirá ahorrar cerca de seis millones de euros al año

Sobre la mesa del despacho de Wenceslao López apenas hay papeles.

«He montado un archivo aquí, en tiempo real. Voy colocando las cosas por temas. Sobre la mesa procuro tener solo lo del día», explica abriendo unos armarios disimulados.

No es la única novedad en el espacio que ocupa desde hace dieciséis meses. Una bola del mundo, un cuadro moderno, grande y bonito -«regalo de la madre del marido de mi hija-, y una lámpara de vidrio plomado no tan bonita «que traje de casa con su pie».

Menudo atragantón para comenzar San Mateo...

Ha sido una situación muy forzada. No había motivos para que haya ese pataleo, que ha sido, en realidad, un 'PePeteo'. Ha sido una exageración.

La contratación del escenario ha estado lejos de ser modélica...

Hubo un concurso donde surgieron problemas y hubo que acudir a un procedimiento negociado. No es lo ideal, pero los procedimientos se alargan mucho. Cosas que antes se contrataban en unas semanas, ahora llevan meses. Es digno de análisis.

¿Por qué?

Solo digo que es un caso para analizar. Son cosas que en este Ayuntamiento antes no pasaban. Da que pensar que, o las ofertas no cumplían las bases y se adjudicaban igual o se les hacían cumplir desde antes.

¿Hay funcionarios torpedeando la acción de gobierno? Por ejemplo, la directora general de Asesoría Jurídica exigió las cuentas originales de los últimos tres años a las empresas del escenario de la Catedral...

No creo que ningún funcionario esté torpedeando la gestión. Estoy convencido.

Entonces, ¿qué razón hay para pedir los originales, que se depositan en el Registro Mercantil, a las empresas para un contrato de 50.000 euros? Como directora general, usted podría cesarla...

No es eso, no es eso. Confío en los funcionarios y hay que entender la falta de personal que tenemos, y en la SOF existen más dificultades.

No solo en la SOF, no se han podido contratar los locales para la nueva oficina de recaudación...

Es un caso distinto. Se presentaron empresas que no cumplían los requisitos o que tenían costes excesivos para adecuar los locales para un arrendamiento a veintisiete meses. Son unas obras con las que nos quedaríamos sin tiempo.

¿Llegarán?, ¿estará en marcha el servicio el 1 de enero?

Estoy convencido. Vamos a llegar bien.

¿Cómo?, ¿por qué estamos sin local, sin personal, sin medios o sin la formación?

Con el local estamos abocados a un contrato menor para tres meses, para ganar tiempo para un nuevo concurso. Tendrá que ser un espacio prácticamente instalado, que haya tenido un uso reciente.

Y con el personal...

Ha habido un recurso que no tiene ningún efecto práctico. No hay autónomos que hayan llevado la recaudación de instituciones públicas, pero por cuestiones jurídicas hemos tenido que dar diez días más de plazo. Pero llegaremos, estamos trabajando en paralelo. El personal estará contratado en noviembre, al igual que el local.

¿Y si fallan?

Espero que no fallen.

¿Merece la pena el esfuerzo que están haciendo?

Entre costes de personal, alquiler del local y mobiliario, la oficina pública no llegará a dos millones de euros. Ahorraremos cerca de seis millones de euros al año.

¿Cuál será la siguiente remunicipalización?

Hay que ir proyecto a proyecto. Tenemos que aprender de las dificultades que estamos teniendo. No se trata de recuperar servicios privatizados porque sí, para hacerlo peor; sino para hacerlo mejor. No solo con menos coste, que eso ya lo sabemos. Con ese ahorro seguiremos contratando personal. Ahora interino, por los límites legales que tenemos, pero esas plazas y las futuras saldrán de nuevo a concurso. Usaremos el ahorro para equiparnos de recursos humanos.

¿Tan escasos andan?

He hablado con muchos municipios de nuestro tamaño. De media, tenemos un tercio de la plantilla que en el resto de España. Eso no solo alarga los plazos para todo, sino que hay cosas que son directamente imposibles de hacer.

Pues lleva más de un año atascado con la nueva RPT (Relación de Puestos de Trabajo) ...

Debido a esa escasez de personal, aquí la RPT se revisaba cada veinte años. Creía que podía hacerse en tres meses y se ha multiplicado por cuatro. Deberíamos de ser capaces de hacerlo todos los años, de funcionar como una empresa. Si un año tenemos muchas obras previstas de Aguas, poder reforzar el área; si queremos poner en marcha un proyecto social, lo mismo. Ser más dinámicos, servir mejor a los ciudadanos, con más flexibilidad.

¿De veras lo cree posible con la inercia de una plantilla con una edad media tan envejecida y acostumbrada a veinte años de inmovilidad?

Es factible. Algunos se irán jubilando, otros entrarán nuevos. Lo que no puede ser es que un ciudadano pida una licencia y o no se le conteste o se tarde un año. Tenemos que reconstruir el Ayuntamiento.

¿Se puede hacer con treinta millones o algo más por Villa Magdalena?

Villa Magdalena es un hecho consumado, una deuda que no estaba en los libros, como advertí muchas veces antes de ser alcalde, como otras.

¿Cómo lo pagaremos?

Para un problema que no es ordinario hay que habilitar soluciones extraordinarias.

¿Con préstamo o con el fondo estatal?

Está por ver, faltan las condiciones, pero tendremos que recurrir a la financiación. Sería injusto hacerle caer de sopetón a los ovetenses esas deudas.

Villa Magdalena no es un caso único. Del PP heredan pleitos por el Palacio de Congresos, Rodríguez Cabezas o Loma del Canto...

Es cierto, pero por razones de prudencia no debo dar detalles sobre procesos judiciales que están en curso.

En Loma del Canto, los técnicos acudieron a levantar actas de la ocupación pese a la desaparición de la empresa. Es chocante.

Siempre he dicho que hay que ser muy riguroso. Nunca he hablado de rumores, sino de pruebas, por eso vamos a hacer las auditorías externas sobre cómo funcionó el Ayuntamiento.

La única aprobada es la de Villa Magdalena...¿La han iniciado?

Lo haremos de forma inminente con la Fundación de la Universidad. Quiero que analicen lo que está en el expediente, pero también lo que no está. Desde el 86, desde que se declaró expropiable, desde la herencia. Que se mire todo por si alguien haya podido introducir una irregularidad perjudicial para el Ayuntamiento.

¿Cómo van las cosas con El Cristo?

Hemos dado un paso muy importante para una negociación real. Con Caunedo no se hizo nada. Hemos firmado un protocolo con el Principado, con plazos y con delimitación de funciones. El plazo es largo, pero hay una legislación que cumplir, a la que nos obliga la UE. No se pueda engañar a la gente.

¿Es partidario de los usos provisionales para los terrenos?

En el acuerdo con el Principado ya está prevista la posibilidad de introducir esos usos en el área, siempre que no interfieran en la solución final. Incluso está previsto que, si hay consenso, pueda darse uso ya a alguno de los edificios.

Parece que todo son planes y pocas obras...

Hay tres cosas muy importantes por hacer: la planificación estratégica, la revisión del PGOU y el Naranco. Es el tiempo ideal para pensar bien el futuro, aprovechando que hay una crisis importante. Y hay cosas exigibles ya. Sin un plan estratégico no hay financiación europea.

Entonces, obras, pocas...

Al contrario, haremos planes de rehabilitación de barrios desde el punto de vista social y de infraestructuras, para hacerlos más habitables, mejorar sus servicios. No hay que olvidar que las obras generan mucho empleo y que hay fondos europeos para ello. Tampoco queremos olvidar el Naranco, el mundo rural y el río Nora.

Es la segunda vez que menciona el Naranco, pero el parque periurbano es papel mojado...

No soy partidario de hacer más planes. Hay que ser pragmáticos. Desde niño llevo muchos años oyendo hablar de recuperar el Naranco, pero nadie ha hecho nada. Tener abandonado el monte es un despilfarro económica y turísticamente para la ciudad. Hemos pedido al Principado la cesión de la finca de El Pevidal y hay buena predisposición para hacer ahí una experiencia agropecuaria. Tal vez, en unos años, tengamos queso y miel con la marca 'Naranco'.

Tampoco hay solución para la plaza de toros...

La solución debe decidirse dentro de ese proceso de El Cristo-Buenavista. En los ochenta ya se habló de cubrir la plaza, para utilizarlo como un espacio múltiple para eventos o conciertos. Esa podía ser una solución buena.

¿La hay para La Vega?

En La Vega hay dos cosas. Por un lado está la propiedad, la de los terrenos, y ese pulso, esa batalla, la vamos a dar. La otra es la urbanística. Siempre he defendido que cualquier solución de La Vega tiene que tener en cuenta el entorno. No concibo un diseño sin tener en cuenta una visión global. Sin tener en cuenta su proximidad con el hospital, sus bienes patrimoniales o su relación evidente con el Oviedo Antiguo, sin incorporarse al patrimonio, como una muestra de la revolución industrial. Ahora la punta de lanza de la industria es otra: la biotecnología y ahí está el hospital.

Que sigue sin licencia... ¿La tendrá el nuevo proyecto de El Vasco?

Lo que hay es unos derechos vigentes de un proyecto aprobado. Se ha hecho lo que se ha hecho y no lo podemos cambiar, lo que hay que hacer es acabarlo y si se puede mejorar, mejorarlo. Haré todo lo posible porque se acabe. Defender ahora un área cultural es llegar tarde, eso ya es inviable.

¿Le gusta el proyecto, le parece buena noticia?

Es un agujero negro y el que ahora hay una serie de empresas, con raíces aquí, dispuestas a acabarlo y darle nueva vida es positivo para Oviedo.

Hay en su gobierno hay voces que piden revisarlo...

Es imposible hallar un argumento en contra de renovar una licencia de un proyecto aprobado.

La revisión del PGOU quiere hacer eliminar suelos urbanizables, ¿cómo?

Tenemos un claro problema de exceso de suelo urbanizable en grandes bolsas, que hay que reducir. Habrá que ver a través de qué mecanismos. Habrá que llegar a acuerdos.

El PGOU, el plan de Movilidad, el compromiso de reducir la contaminación ligada al tráfico, no van a hacer muchos amigos entre los conductores...

El mundo va en esa dirección. Las ciudades son factorías que son grandes consumidoras de energía y generadoras de residuos. No puede seguir siendo así. Hay que invertir en movilidad, transporte público, cambiar la mentalidad.

¿Cuándo entrará en vigor la nueva ordenanza de la zona azul?

No hemos empezado con ello.

Pero hay un borrador ya que habilita a los controladores para imponer multas de tráfico y no solo tasas de 3,6 euros por excederse del tiempo.

Hay otras muchas mejoras como eximir varias horas a los residentes. No se trata solo de multar, hay que dar herramientas al ciudadano para que pueda evitar la sanción.