El Comercio

Afectados la venta de abonos y billetes

Hace casi dos años, el autobús urbano de Oviedo entró en el Consorcio de Transportes de Asturias. Desde entonces existen dos formas de pagar el viaje, bien sea por el billete o por los abonos. Pero la bajada de pasajeros también ha repercutido en ambos

El descenso más agudo se produjo en la renovación de las tarjetas del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA). La mayor bajada se registró entre junio y julio, cuando más de 70.000 personas decidieron no renovarla para ese mes. Igualmente, el segundo descenso se marcó entre abril y mayo. Alrededor de 40.000 personas decidieron no hacer uso de ella.

Por su parte, la caída de los billetes no es tan acentuada e incluso hay dos meses en los que creció su venta. Se trata de abril y mayo, cuando los conductores expedieron más documentos de este tipo que en los treinta días anteriores. Sin embargo, entre junio y julio se dejaron de imprimir 25.100 resguardos de viaje.

En lo que llevamos de año, se han vendido 3,75 millones de billetes y 3,62 abonos. Además, el mes más alto de venta de ambos ha sido enero y el más bajo agosto. Por su parte, el número de bonos para estudiantes de la Universidad de Oviedo ha cosechado dos meses, febrero y mayo, sin ninguna renovación.