El Comercio

Más consideración a los celíacos

Carmen Suárez dice sentirse discriminada por ser celíaca. «En Oviedo hay muy pocos restaurantes y establecimientos preparados para las personas que sufrimos intolerancia al gluten. Y lo de San Mateo es sangrante, no puedo tomarme un triste bocadillo en los chiringuitos porque ninguno tiene pan sin gluten. Deberían tenernos en consideración», se lamenta.