El Comercio

Oviedo, incondicional con el desfile del Día de América

La calle Uría de Oviedo se volvió a llenar de color y diferentes ritmos durante el desfile. / Alex Piña
  • La cita convocó a unas 200.000 personas. Como novedades este año destacó una comitiva de etnia gitana, cuatro pasos sobre el Camino Primitivo y la madreña de Rodrigo Cuevas

Cerca de 200.000 personas, según la organización, han asistido hoy en las calles del centro de Oviedo a la 66ª edición del desfile del Día de América en Asturias que este año ha dado un especial protagonismo al Camino de Santiago Primitivo y que se ha desarrollado al 'ritmo de Verdiciu', del cantante Rodrigo Cuevas.

en contexto

  • ¿Estuviste en el desfile del Día de América en Asturias? ¡Búscate!

  • Multitudinaria asistencia al desfile del Día de Amércia en Asturias

La parada, formada por catorce carrozas e integrada por más de 2.500 figurantes, partió a las 17:00 horas de la calle Independencia encabezada por los gigantes y cabezudos que representaban a los personajes de Pinón, Telva y Pinín, creados por el dibujante Alfonso Iglesias, acompañados por la Banda de Música Ciudad de Oviedo.

Después se situaba la carroza infantil -un dragón de grandes dimensiones- que precedía a la Banda de Gaitas del Centro Asturiano y a la de Cabranes, que recreaba el Pozu Vegapallía por delante de la denominada "Máscaras y Tunantadas", en representación de Perú y cuyos figurantes bailaban la danza folclórica la "Tunantada".

La peruana era la primera de las seis carrozas en representación de otros tantos países sudamericanos junto a las de Ecuador, Cuba, Colombia, Brasil y México para mantener viva la historia de un desfile nacido en homenaje a la emigración asturiana y a sus países de acogida en Hispanoamérica y posteriormente en Europa.

En esta nueva edición de una parada declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1969 y convertida en uno de los eventos más multitudinarios de las fiestas San Mateo, el Ayuntamiento optó por que en el desfile tuviera una especial relevancia el Camino de Santiago, cuyo origen se sitúa en la peregrinación realizada desde Oviedo por el rey Alfonso II el Casto en el siglo IX.

Los tradicionales 'haigas', los enormes coches que lucían los indianos que regresaban enriquecidos a Asturias, han vuelto a recorrer las calles junto a 'Mateín', el personaje convertido desde hace décadas en la mascota de las fiestas ovetenses.

Y para cerrar el desfile, la carroza de Asturias ocupada este año por Rodrigo Cuevas y la percusión de la Banda de Gaites El Trasno para llenar las calles de los acordes de la peculiar versión de la canción tradicional "Soy de Verdiciu" realizada por el cantante, un ritmo que contagió a los miles de asistentes a la parada.

El pasacalles ha alcanzado su mayor esplendor a su paso por la calle Uría, principal arteria del centro de Oviedo, para seguir después a través de Marqués de Santa Cruz, Santa Susana, Avenida de Galicia, Plaza de América y Marqués de Teverga antes de concluir en la Escuela de Minas.

Directo