El Comercio

«Queremos que El Cristo sea el segundo pulmón de Oviedo»

Una mujer y un niño en la entrada del antiguo HUCA.
Una mujer y un niño en la entrada del antiguo HUCA. / ÁLEX PIÑA
  • Vecinos del barrio trasladarán hoy al Principado sus peticiones para recuperar los antiguos terrenos hospitalarios

El Gobierno del Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Oviedo van de la mano a la hora de dar salida a los terrenos del antiguo Hospital Universitario Central de Asturias. Al menos, lo intentarán hoy mismo, a partir de las diez y media de la mañana, en la reunión constitutiva de la comisión de seguimiento que ambas administraciones suscribieron, en abril, para afrontar la ordenación urbanística del espacio liberado en los barrios de El Cristo y de Buenavista tras el traslado del HUCA a La Cadellada.

Eso será por la mañana, pero el grueso de la reunión se completará, a partir de las cinco de la tarde, cuando la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, se reúna con un colectivo vecinal del entorno de Buenavista.

El pasado mes de agosto, la consejería mostró su disposición a analizar las propuestas sociales de usos para El Cristo. «Confiamos en que sea receptiva a nuestras propuestas», explicó ayer Flor Tejo, miembro del colectivo vecinal.

Entre las propuestas que trasladarán a la consejera, la más inmediata es que se dé un uso provisional a los terrenos abandonados del antiguo hospital. «Queremos que se conviertan en el segundo pulmón verde de la ciudad y así mejorar ese entorno urbano», especificó Tejo. Para ello, tienen alternativas como, por ejemplo, convertir la nave de la antigua lavandería del HUCA en un centro de convivencia intergeneracional o crear huertos urbanos para uso escolar en las zonas verdes del antiguo helipuerto del hospital. «Lo más importante es que se le den usos provisionales a estos terrenos», insistió.

Quien no estará en esa reunión con la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente será la Asociación Vecinal y Comercial de El Cristo, Monte Cerrao, Buenavista y Llamaquique, presidida por Ramón del Fresno. «No nos han invitado y nos sentimos abandonados porque llevamos más de quince años luchando por El Cristo», se lamentó Del Fresno. «Hay que hacer algo más que ver y escuchar porque ya han cerrado 142 comercios en la zona», enumeró.

El presidente vecinal sí se reunirá, a la una y media de la tarde, con la concejala de Participación, Ana Taboada, a la que trasladará las propuestas de su asociación.