El Comercio

Cien mil personas en el Día de América

fotogalería

La carroza 'Asturias', con Rodrigo Cuevas en su trono de madreña bailando 'Ritmo de Verdiciu', en pleno desfile por la calle Uría. / Alex Piña
  • La carroza de Rodrigo Cuevas causa sensación entre el público en un desfile marcado por el Camino Primitivo a Santiago de Compostela

Faltaban veinte minutos para las cinco de la tarde, hora en la que comenzó ayer el desfile del Día de América en Asturias, cuando un pizpireto Pinín aseguró a EL COMERCIO que estaba muy «ilusionado» por participar. Tanto que si tuviese que poner una nota a esas emociones, su puntuación alcanzaría un nueve y medio sobre diez. No es para menos. Él, junto a sus padres Telva y Pinón, abrieron la 66 edición del desfile que estuvo dedicada al Camino Primitivo a Santiago. Los tres portaron un cartel en el que se leía '66 años después...', y muchos fueron los que se preguntaron qué significaba esa frase. La explicación hay que buscarla, precisamente, en los años 40 cuando el Ayuntamiento adquirió las figuras de los gigantes que representan a Pinón, Telva y Pinín. Las compró a una empresa valenciana por cinco mil pesetas.

Los famosos personajes creados por Alfonso Iglesias agradecieron a la Sociedad Ovetense de Festejos el que les haya brindado la oportunidad de participar. «Somos personajes asturianos y ya hacía falta que nos sacaran», reivindicó Pinón.

Más de cien mil personas, calculó el director de la Sociedad Ovetense de Festejos, Javier Batalla, asistieron al desfile y abarrotaron las calles del centro. La temática del Día de América en Asturias giró en torno al Camino Primitivo a Santiago. Una comitiva compuesta por cuatro pasos rindió homenaje a la Ruta Primitiva a través de una representación de peregrinos que recrearon secuencias del camino. Esta escenificación dio paso a la carroza 'Camino del Salvador'. Los hermanos Tejedor pusieron la nota musical. «Queremos que la gente lo pase muy bien», apuntaron Iyana y Julia Tejedor, hijas de los artistas asturianos que viajaban en la carroza. Desapercibida pasó la carroza 'Nómadas' y eso que era la novedad, al ser la primera vez que la etnia gitana desfilaba.

Más «recatado»

Nada que ver con la estructura de 'Asturias'. Ya avisó el director artístico del desfile, Luis Suárez, en la presentación del evento, que sería la «estrella» del día. Lo fue gracias a la actuación de Rodrigo Cuevas. «Cántanos algo», le gritó el público. Y se decantó, como no, por su 'Ritmu de Verdiciu'. «Mira que ye guapo y simpático», apuntó Celsi Díaz sin perder detalle de la actuación de Cuevas. A pesar de que esta vez iba más «recatado». «A mí me gusta más cuando se pone esas medias con liguero y enseña pierna», protestó Rosina Rodríguez mientras el de Verdiciu hacía de las suyas sobre el trono en forma de madreña que coronaba la carroza que puso el punto final a un desfile del Día de América en Asturias, que al director de la Sociedad Ovetense de Festejos le causó una «sensación muy buena». «Ha sido una apuesta del equipo de gobierno y especialmente del presidente de la SOF, Roberto Sánchez Ramos, que ha hecho todo lo que estaba en sus manos para dar a este desfile la entidad que se merece», aseveró Javier Batalla una vez finalizado el desfile.