El Comercio

Fusión de ritmos en la Catedral

Carlos Núñez fue fiel a su gaita y al público que asistió anoche a la Catedral.
Carlos Núñez fue fiel a su gaita y al público que asistió anoche a la Catedral. / PABLO LORENZANA
  • Sonidos celtas, flamencos, caribeños, folk y rock recrean la noche más mestiza

  • Carlos Núñez junto a la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo y Jackson Browne con Raúl Rodríguez llenan la plaza más multicultural

La maestría con la que Carlos Núñez hizo sonar la gaita y las flautas en la plaza de la Catedral demostró anoche, una vez más, por qué este gallego, que lleva desde los ocho años «en el oficio», está considerado internacionalmente como uno de los músicos más serios y brillantes.

Alternando los temas interpretados con su propia formación con los de la Banda de Gaitas de Ciudad de Oviedo,el público escuchó tanto temas tradicionales como otros más innovadores, y Carlos Núñez hizo gala de la maestría y perfección con la que maneja la gaita, un instrumento que «puede ser tan noble como el violín».

Tras ellos, llegó el turno de Jackson Browne, uno de los artistas más esperados de estas fiestas, que llegó a Oviedo con su gira 'Song &Son', en la que comparte escenario con el músico español Raúl Rodríguez en todos los conciertos que da en nuestro país. Este proyecto, que ambos definen como «un cruce cultural entre los sonidos americanos y los ritmos hispanos» no solo inundó la plaza de buena música, sino que también hizo bailar a quienes no quisieron perderse esta fusión que rompe todas las supuestas barreras entre la música andaluza y la norteamericana. Eso sí, el concierto comenzó con menos gente de los que aguardaban a Núñez.

Jackson Brown con su guitarra, ayer.

Jackson Brown con su guitarra, ayer. / P. L.

Durante la primera parte , Raúl Rodríguez interpretó junto a su banda, (Mario Mas en la guitarra flamenca, Guillem Aguilar en el bajo y Pablo Martín Jones en la percusión) los temas del album 'Razón de Son', su primer disco en solitario, con los que arrancó grandes aplausos del público. Después, fue el turno para Jackson Browne. Sonaron 'Let the rhythm lead', 'Lives in the balance', 'The crow on the cradle', esta última también con Carlos Núñez, que volvió a subir al escenario, o 'A thousand kisses deep'.

La formación The Peatboag Faeries pusieron fin a la noche musical en la Catedral. Hoy habrá más música.