El Comercio

Elisa Matilla.
Elisa Matilla. / E. C.

«'Lavar, marcar y enterrar' es una comedia muy de Almodóvar»

  • Elisa Matilla, Actriz

  • La televisiva actriz se mete en el papel de Gaby en el teatro Filarmónica; habrá función hoy, a las 20.30 horas

En el cartel figura Miriam Díaz-Aroca, pero finalmente será la también televisiva actriz Elisa Matilla quien se suba al escenario del teatro Filarmónica como Gaby, en un «papel que es un bombón». Con un guión del asturiano Juanma Pina, cuenta la historia de una divertida y poco habitual peluquería con «balas, pelucas y calaveras». Hoy habrá función, a las 20.30 horas. Las entradas están a la venta a 22 y 20 euros. Matilla ya participó el año pasado en San Mateo, en esa ocasión con 'Sofocos plus'. En esta ocasión viene acompañada de Mario Alberto Díaz, Alex Larumbe y Daniel Querol.

Repite en las fiestas...

Sí y me encanta. Me gusta mucho ir a Oviedo, hay un ambiente estupendo.

Se llevó entonces una buena impresión.

Muy buena. Había ido particularmente a Oviedo, pero en San Mateo la gente está con ganas de fiesta, de llenar los teatros, los locales...

En esta ocasión sustituye a Miriam Díaz-Aroca. ¿Qué tal se encuentra en el papel?

Gaby es un bombón. 'Lavar, marcar y enterrar' es un thriller cómico, un cabaret muy de Almodóvar, risas... Mi personaje es el de una superviviente, una mujer que tira para adelante y muy identificable con mucha gente del público y muchas mujeres que han tenido que remar a contracorriente.

¿Cuánto tiempo lleva en el papel?

Me estrené ayer en Oviedo. Gaby es la dueña de la peluquería donde ocurren fenómenos paranomales.

Cuando va a la peluquería no será tan animado.

Desde luego que no, esta está llena de balas y calaveras.

Hable de sus compañeros...

Ellos llevan mucho tiempo haciendo la función, la tienen muy controlada. Saben muy bien lo que tenemos que hacer, y la música también ayuda a que podamos meternos en estos personajes. Son actores con mucha vis cómica y eso hace que entiendan muy bien la comedia. La he visto varias veces como público y el público disfruta muchísimo.

¿Tiene alguna escena favorita en la obra?

Hay una escena paralela, con dos personajes primero y dos después. El público sabe lo que ha pasado y los actores no, y eso crea mucha complicidad. Cuando el público tiene más información es maravilloso.

Hay varios asturianos en este grupo de teatro.

Entre ellos el director Juanma Pina, que es asturiano. Están encantados. La gente que empieza su trayectoria en un sitio y después vuelve con la quinta temporada, que es muy difícil que pase en teatro, es una satisfacción.

¿En qué más anda metida ahora mismo?

Compagino este gira con la de 'Gibraltareña', que es un monólogo. El teatro te permite estas cosas, queda tiempo libre. Estoy feliz.