El Comercio

'El Langui'.
'El Langui'. / EFE

«Tengo más aguante que un jabalí, con el menisco roto estaré hora y media en pie»

  • Juan Manuel Montilla, 'El Langui' , Cantante

  • Presenta esta noche '¡Hola!', mejor disco del año pasado y en el que se aproxima al rythm&blues y el rock

«Me pillas en el Bernabéu. Ahora tengo una empresa de cuidado de césped. Las palomas son lo peor, una plaga. Llevo también el Getafe y ahora hemos cogido el del Leganés. Como soy conocido, aprovechas y también te dan la concesión de máquinas expendedoras en hospitales, centros de mayores, colegios». Todo es una broma. Un truco -no el 'del Manco', que le valió el Goya a mejor actor revelación hace ocho años-, que Juan Manuel Montilla, 'El Langui', usa para ganar tiempo y llegar hasta el manos libres para la entrevista. «Es que tengo una jodienda importante, me he roto el menisco», se explica ya en serio. Hoy, a la una y media de la madrugada, se subirá al escenario de la plaza de la Catedral.

Es la primera vez que actúa en Oviedo en solitario.

Sí, había estado antes. También en fiestas, pero con La Excepción.

Con un disco nuevo y una gira distinta.

No voy solo con dj, como es norma en el rap. Venimos con una banda de once músicos, con pantallas, pirotecnia... Un espectáculo más allá del que pone el Ayuntamiento, que no es habitual en conciertos gratuitos, pero que la gente también tiene derecho a disfrutarlo. Me he roto el menisco, una jodienda importante, pero que nadie piense que voy a estar sentado. Voy a estar hora y media o más bailando y disfrutando. Tengo más aguante que un jabalí.

'¡Hola!' es algo más que rap...

Tiene un enfoque un poco más abierto, tirando al rythm&blues, tocamos el rock... Siempre con el colchón que es el rap.

¿Qué es para usted este disco después de unos años lejos de los estudios?

Se presenta como un saludo; un '¡hola!' sencillo. Muchas veces nos cuesta decirlo. Vamos con la cabeza abajo, metida en nuestros dispositivos móviles, en nuestras cosas y se nos olvida decir '¡hola!'. Entramos en una tienda, nos subimos al ascensor o en una parada de bus y no somos capaces de saludar al que viene...

Habla de las relaciones sociales, ¿la música, el concierto como un saludo?

Exacto. Lo que ofrecemos en directo es un saludo, un hola para que olvides tus redes sociales y comencemos a bailar, a escuchar las letras... A atender a un 'tinglao' bueno, con una producción como no había hecho antes. Con una escenografía, no vas ver solo al 'Langui' con un micrófono.

También se le ve haciendo activismo social, el otro día paró un autobús ¿la fama ayuda?

Claro, si es otro, igual no va nadie o llega la Policía y lo echa a un lado y, si se rebela, igual pasa la noche en el calabozo. Eso es lo positivo de ser alguien público, que puedes hacer un bien para el colectivo y conseguir que se cumpla algo que está en nuestros derechos.

¿Lo consiguieron?

Hizo falta pararlos un par de veces, un par de días, pero eso valió para que en todos los autobuses interurbanos ya no haya ningún problema para subir con un vehículo adaptado y homologado para hacerlo. Por que, aunque nuestros vehículos cumplían los requisitos de medidas y peso, a alguien se le había encendido la bombilla y decidió que parar y sacar las rampas era mucho lío.

Y eso sacando tiempo para televisión, radio o cine, ¿dónde se siente más cómodo?

Pues no sé, cuando entras en el estudio dices 'este es mi sitio, el proceso de creación'; cuando sales al escenario piensas 'esto si que es adrenalina, es increíble'; cuando estás rodando en el cine o la televisión, pues lo mismo, y el gusto de trabajar con grandes actores, disfrutas de lo que estás aprendiendo...