El Comercio

Arte para todos los gustos

fotogalería

Sweet California durante su actuación en Oviedo. / Mario Rojas

  • El jazz y la música tradicional se fusionan en la Catedral, y Lata de Zinc rinde homenaje a Tino Casal

A las doce de la mañana ya había ambiente en la plaza de la Catedral. Ningún artista estaba ensayando, pero un grupo de fans de Sweet California esperaba ya a que arrancase el concierto. Es más, alguna niña ensayó las coreografías a lo largo del concierto de la banda de gaitas Xácara, la primera en subir anoche al escenario de la plaza de la Catedral.

Las tres esperadas cantantes se subieron al escenario pasadas las once y media de la noche e interpretaron 'I knew better'. Algunas de sus fans llevaban el pelo teñido de azul, como la cantante de la banda Sonia Gómez, y otras de rosa como Alba Reig. Este concierto también supuso el estreno Tamy Nsue en Oviedo. Es la nueva integrante del grupo desde que Rocío Cabrera decidiese abandonar la banda y fue la que salió antes del recital a atender al público y firmar autógrafos en la zona de camerinos.

Tal era la emoción que algunas de sus seguidoras pasaron la tarde pintando carteles con el nombre del grupo y las fotos de las integrantes. Escribieron frases como «el fin es el principio de algo nuevo» o «somos vuestras sweeties».

Pero antes, los ritmos que sonaban eran bien distintos. La banda de gaitas Xácara presentó el espectáculo Synexthesia. En esta ocasión la voz en off la puso Ana Belén Rodríguez y en él se combinó el jazz de los años 50 de EE UU con lo tradicional.

Mientras esto ocurría en una punta de la ciudad, en la otra se presentaba el libro 'Oro Negro: 25 años sin Tino Casal' en la sala Lata de Zinc. Para rendir homenaje al artista de Tudela Veguín en el 25 aniversario de su muerte, tuvo lugar posteriormente un concierto donde se interpretaron las canciones más sonadas de su carrera.