El Comercio

Álvaro Entrialgo, nuevo director del hotel de La Zoreda.
Álvaro Entrialgo, nuevo director del hotel de La Zoreda. / M. ROJAS

«Cada recurso que se invierte en turismo tiene un retorno amplificado por diez»

  • El director de La Zoreda adelanta que el grupo Santagadea está trabajando en un nuevo proyecto para «todos los asturianos»

  • Álvaro Entrialgo Director del hotel Castillo del Bosque La Zoreda

Álvaro Entrialgo (Oviedo, 1965) es un apasionado de los aviones. En su despacho del hotel Castillo del Bosque La Zoreda tiene seis maquetas de diferentes compañías aéreas. «En mi casa tengo otros diez», apunta. Su pasión por las aeronaves de altos vuelos le viene de su etapa como director de la agencia de viajes de El Corte Inglés. Ahora ha iniciado un nuevo camino de la mano del grupo Santagadea, que el pasado mes de junio se hizo con el emblemático palacete ubicado en La Manjoya tras su compra a la empresa Contratas Iglesias. Álvaro

En el momento que se supo que el grupo Santagadea se había hecho con La Zoreda, el grupo se marcó el objetivo de convertir a este hotel en punto de referencia para Asturias y España. ¿Cómo lograrlo?

Una pregunta compleja. El espíritu de la compañía es la búsqueda de la excelencia. Esta es la primera unidad de negocio que tenemos a nivel hotelero.

¿Tiene en mente darle nuevos usos, más allá de un hotel cinco estrellas y restaurante?

Una propiedad como esta, si quiere tener un hueco en el mercado, tiene que ser a través de la calidad. Esa es nuestra búsqueda y nuestro trabajo va por ese camino. Ahora mismo partimos de una posición en la que tenemos un buen servicio y un buen producto pero queremos ir más allá.

¿Por dónde camina ese más allá?

El edificio hay que adecuarlo a los nuevos tiempos, porque ya tiene diez años. Queremos hacer un esfuerzo a nivel tecnológico; vamos a refrescar la decoración del hotel, gracias al trabajo de la interiorista Belén Domecq y después queremos dotarlo de un servicio que ahora mismo no tiene, como es crear una zona para niños que pueda usarse durante todo el año.

Por lo tanto este no es un hotel que restrinja el acceso al público infantil.

No, no prohibimos niños (ríe), precisamente los niños necesitan un espacio donde estar porque son niños y lo lógico es que quieran jugar. Es compatible perfectamente el descanso y un servicio cinco estrellas, si uno adecua las instalaciones para que los niños estén cómodos. Si ellos lo pasan bien, los padres lo van a pasar mejor todavía.

Muchos padres se lo agradecerán.

Nosotros lo queremos que vengan niños al hotel. Por ello, en Navidades vamos a preparar un evento muy especial para pequeños y grandes. Será un evento, durante todo diciembre, en el que La Zoreda se va a convertir en un cuento de Navidad.

Tiene mucho trabajo.

Para ser un referente en cinco estrellas, lo primero es el servicio y afortunadamente tenemos un equipo fantástico. A partir de ahí, el trabajo es mejorarlo. Por ejemplo, estamos trabajando en un proyecto muy atractivo para las comuniones, con muchas sorpresas para los niños y las familias. También queremos tener más presencia en eventos empresariales a través de congresos médicos, presentaciones de productos e incluso de automóviles porque contamos con las instalaciones para ello.

Vienen cargados de ideas.

Hay más. Vamos a programar una serie de cenas con música. Los viernes y sábados queremos crear una atmósfera especial en el Castillo. Comenzaremos en el invierno con una programación musical, donde la gente pueda disfrutar de una cena y de un pequeño concierto que abarque todo tipo de estilos musicales.

Un establecimiento hotelero de cinco estrellas, ¿condiciona o posibilita actuaciones?

Las dos cosas. Obliga a mucho más porque la expectativa del cliente es más alta y hay que estar en permanente estado de mejora.Un cinco estrellas da juego a ser más creativo y esa es la clave, la base para el futuro de La Zoreda va a estar pivotada en torno a la creatividad.

Os habéis convertido en el patrocinador del Oviedo Baloncesto.

Sí, vamos a colaborar con el Oviedo Baloncesto y no solo con ellos porque estamos intentando, dentro de nuestras posibilidades, ayudar al deporte base, a través de nuestra línea de gimnasios.

Usted viene de torear en otras plazas. Trabajó codo con codo con Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés. ¿Porqué cambió el mundo empresarial por la hotelería?

Realmente, mi primer trabajo fue en Radio Asturias, en la Cadena Ser, soy periodista deportivo y nunca me he dado de baja. Empecé con quince años en los 40 Principales. Tuve tres grandes maestros: José María Toyos, Luciano García y Severino Fernández. Con los años me fui a Viajes El Corte Inglés.

¿Por qué no siguió con su vena periodística?

La vida cambia de manera inesperada. Voy a contar una cosa que sabe muy poca gente. En su día hice una prueba para televisión.

¿Para qué cadena?

En Telecinco, como presentador. Fue en la época de Valerio Lazarov y su equipo directivo. Era una prueba junto a Andoni Ferreño.Fue un punto de inflexión donde podía haber continuado pero despidieron a todo el equipo directivo de Lazarov.

Entre esas luchas, ¿está la de ser empresario en Asturias?

A veces parece que la palabra empresario va ligado a la pura especulación y nada más lejos de la realidad. En nuestro caso, el grupo Santagadea tiene mucha pasión por Asturias y vocación de perdurar.

La situación política no parece ayudar mucho. A nivel nacional pendientes de unas, cada vez más probables, terceras elecciones. En Asturias peleándonos por lograr presupuestos.

Nos preocupa que se logre una estabilidad. Pero nuestro objetivo fundamental es trabajar por encima de que se lleguen a acuerdos o se demoren más los plazos o que haya elecciones.

El presidente de la Unión Hotelera de Asturias, Fernando Corral, ya reclamó un mayor peso en los presupuestos regionales del Principado para el sector turístico.

Fernando Corral está totalmente acertado. Cualquier esfuerzo en recursos que se hagapor parte de los gobiernos regionales, estoy seguro que tiene retorno amplificado por diez. La linea ascendente que ha tenido Asturias en los últimos años lo corrobora, hay que cuidarlo y trabajar cada día para mejorarlo.

¿Y se hace?

Creo que hay que apostar todavía aún más por este sector. Queda mucho por hacer pero es una apuesta de futuro con un porcentaje de éxito garantizado que pocos sectores pueden tener. Las circunstancias que están afectando a otros países, por desgracia, hacen que toda España haya batido récord turístico este verano, incluso en Asturias. Son datos que tienen que hacernos ver que esto no es perecedero, es un producto a largo plazo.