El Comercio

El mal estado de la fábrica de Trubia

Rodrigo Suárez escribe para denunciar el mal estado y la falta de conservación de los edificios de la fábrica de armas de Trubia. Lo hace «aprovechando que el alcalde y los concejales» estuvieron en ella de visita «esta semana y no habrá podido dejar de notarlo». La pintura de la fachada desprendida, cascotes, humedades y suciedad, señala este lector, son apreciables con solo pasar por delante de la fachada principal de la factoría. «Si eso es lo que se ve por fuera de los edificios en uso, no quiero pensar en qué estado estarán los que no se pueden ver desde el exterior», añade por lo que pide al Ayuntamiento que inte a la dirección de la fábrica a adecentar por lo menos las fachadas.