El Comercio

El proyecto del Real Oviedo para El Asturcón es «una alternativa evidente»

Jorge Menéndez Vallina durante la visita que hizo a las instalaciones el pasado mes de noviembre.
Jorge Menéndez Vallina durante la visita que hizo a las instalaciones el pasado mes de noviembre. / P. LORENZANA
  • El alcalde destaca «la estrecha colaboración» municipal con el club, pero dice que el diseño para el centro ecuestre «lo tiene el Real Oviedo»

El Ayuntamiento tiene un problema y el Real Oviedo una solución. Lo ideal sería que se juntasen, pero las cosas hay que hacerlas «con seriedad y rigor», expuso ayer el alcalde, Wenceslao López, tras conocer a través de El COMERCIO el anteproyecto que maneja la entidad azul para convertir el centro ecuestre El Asturcón en su nueva ciudad deportiva. El regidor, eso sí, reconoció los contactos con el club y que la propuesta de que el ruinoso hípico se convierta en la sede de la cantera del Real Oviedo es «una alternativa evidente».

El diseño que plantea el club incluye aprovechar la zona pista de galope y su grada para 2.000 espectadores para colocar de forma transversal cinco campos de fútbol 11. También, 'reciclar' el picadero cubierto para dos pistas de fútbol indoor y habilitar una tercera en otro de prácticas, además de dotarse de un campo de fútbol 8. Todo ello sin afectar a la actividad de hipoterapia y permitiendo otros usos.

«El proyecto lo tiene el Real Oviedo, pero todavía no lo tiene el Ayuntamiento; por lo tanto, hasta que no lo tengamos, no podemos hablar sobre lo que desconocemos. Lo que sabemos, lo sabemos por los medios», valoró Wenceslao López. «Tengo que ser riguroso y cuando esa información llegue (de forma oficial) será el momento de opinar», resumió.

«Colaboración estrecha»

Más allá de la prudencia a la hora de valorar el diseño en el que trabaja la entidad, el alcalde quiso destacar la «colaboración estrecha y permanente» del equipo de gobierno «con el Real Oviedo, desde la fase inicial». Aunque lo cierto es que las primeras semanas de l mandato se vieron agitadas por las declaraciones del director deportivo de la entidad, Joaquín del Olmo, en las que reprochaba la falta de cooperación municipal con el club. Para evitar nuevos roces, ambas partes acordaron verse como mínimo dos veces al año. «Es la primera vez que un equipo de gobierno se reúne cada seis meses con la dirección del Real Oviedo para seguir las obras», presumió ayer el alcalde. En la última de esas reuniones, a finales de junio, el club comunicó al Ayuntamiento su interés de forma oficial por El Asturcón. Oficiosamente era una de las opciones que barajaba desde hacía meses como destino de su nueva ciudad deportiva, pero el club esperó a que el Ayuntamiento acordase el cierre de las instalaciones tras quedar desierto un nuevo concurso para su gestión.

«Estamos haciendo las cosas con rigor, con seriedad y con voluntad», abundó el alcalde. Ahora toca esperar a que el club concluya el diseño y haga sus números. Ambas partes volverán a reunirse antes de final de año. Tal vez sea entonces cuando el problema de El Asturcón y la solución se encuentren.