El Comercio

La capilla.
La capilla. / MARIO ROJAS

La Consejería de Sanidad rechaza hacer reparaciones en la capilla de La Cadellada

  • Del Busto dice que recuperar el edificio obligaría a recortar partidas de otras obras necesarias para la atención sanitaria

La Consejería de Sanidad no tiene previsto realizar inversiones pata atajar o revertir el mal estado de la capilla de La Cadellada, que amenaza con deteriorar el mural que representa 'La Última Cena', obra de Paulino Vicente. Así lo confirmó ayer el consejero del ramo, Francisco del Busto, al ser interpelado por el diputado del PP, Pedro de Rueda, acerca de sus planes para el edificio que fue la iglesia del antiguo Hospital Psiquiátrico y hoy forma parte de la finca del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Sostuvo que realizar inversiones en la capilla obligaría a detraer recursos de otras partidas destinadas a otras obras necesarias para la atención sanitaria como la implementación de centros de salud.

Las declaraciones del consejero complican los planes municipales para recuperar el templo, desacralizado, y convertirlo en un equipamiento cultural vinculado a la figura de Paulino Vicente. El alcalde, Wenceslao López, y la directora general de Planificación Sanitaria, María Concepción Saavedra, mantuvieron una reunión en marzo para abordar la colaboración entre ambas partes para recuperar el edificio. La negativa a destinar fondos, por parte de Sanidad, haría recaer todos los costes en el Ayuntamiento, una opción contra la que se ha pronunciado el PP.

También la Asociación de Vecinos Paulino Vicente presentó 1.500 firmas para solicitar la «inmediata» rehabilitación de la capilla de La Cadellada en marzo, pero no ha recibido aún contestación oficial. La legislación obliga a cualquier propietario de un edificio a mantenerlo en las debidas condiciones de conservación y ornato.

Temas