El Comercio

Urbanismo pide al Principado que aclare los altos niveles de contaminación registrados

  • Ignacio Fernández del Páramo explicó que el contaminante SO2 (dióxido de azufre) está «relacionado con la combustión de carbón, principalmente en las centrales eléctricas»

Los niveles de contaminación en Oviedo se han vuelto a disparar este fin de semana. Según afirmó ayer la Coordinadora Ecoloxista, el sábado se alcanzó en la estación de Ventanielles un pico de 236 microgramos por metro cúbico de dióxido de azufre (SO2) y la media del domingo fue de 130, cuando la OMS establece que no se deben superar los 20 microgramos por metro cúbico y la normativa española amplía esta horquilla hasta los 125. Por su parte, en la estación de Trubia, la cumbre se alcanzó el sábado con 45 microgramos por metro cúbico de benceno, con una media durante las últimas 24 horas de 14 microgramos por metro cúbico.

Por todo ello, el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oviedo, Ignacio Fernández del Páramo, afirmó que «es necesario que el Principado valide las mediciones y aclare a qué se debieron los niveles» de SO2 alcanzados a lo largo de este fin de semana. Asimismo, explicó que este contaminante está «relacionado con la combustión de carbón, principalmente en las centrales eléctricas». De forma paralela, el edil de Somos ha vuelto a pedir al Principado un plan de mejora de la calidad del aire para la comarca de Oviedo y que engloba los concejos de Siero, Llanera, Ribera de Arriba y Oviedo.

Por otro lado, la Coordinadora recalcó que el dióxido de azufre se «ha asociado con problemas de asma y bronquitis crónica, aumentando la morbilidad y la mortalidad en personas y niños». Igualmente, el benceno «puede producir cáncer».