El Comercio

El juicio contra el acusado de abusar sexualmente del nieto de su casero se celebra hoy

  • «El procesado, aprovechando la confianza del abuelo, obligó al menor a practicarle felaciones bajo la amenaza de agredirle si no accedía a ello», sostiene el fiscal

El acusado de abusar sexualmente de un niño, nieto de su casero, durante más de dos años se sentará hoy ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia, donde se enfrenta a una pena de 13 años y medio de prisión. Según sostiene el Ministerio Fiscal, durante todo ese tiempo el procesado abusó sexualmente del niño de apenas cinco años de edad al que amenazaba con golpearle para que le realizara felaciones.

El relato del Ministerio Público narra como el joven universitario, que tenía una habitación alquilada en la casa del abuelo del menor, aprovechaba las noches, entre 2012 y 2014, en las que el niño se quedaba al cuidado de su familiar para someterlo. Fue víctima del abuso sexual desde los cinco y hasta los siete años. «El procesado, aprovechando la confianza del abuelo, obligó al menor a practicarle felaciones bajo la amenaza de agredirle si no accedía a ello», sostiene el fiscal. Además de la pena de prisión, pide una orden de alejamiento del menor y libertad vigilada durante seis años y una indemnización de 30.000 euros.