El Comercio

«No queremos a nuestros hijos metidos en cajas de obra», dicen los padres del centro Corredoria I

Madres y padres de los alumnos, ante los barracones.
Madres y padres de los alumnos, ante los barracones. / MARIO ROJAS
  • Madres y padres de los alumnos que reciben sus clases «en barracones» explicaron su problema a los grupos parlamentario y municipal del PP

Integrantes de los grupos parlamentario y municipal del Partido Popular visitaron ayer el Colegio La Corredoria I junto a padres de alumnos, que están recibiendo sus clases en «barracones» anexos al edificio del colegio.

Desde el PP, consideran que esta es «la escenificación de la vergüenza de la Consejería de Educación y, mientras La Corredoria es uno de los pocos lugares donde crece la natalidad, el barrio no está preparado para responder a sus necesidades: los colegios e institutos están saturadas y los alumnos están hacinados porque no hay las suficientes aulas y espacios», subrayan.

El Grupo Parlamentario Popular formulará mañana en la Junta General una pregunta al consejero de Educación, «acerca de los barracones que hay en todos los centros educativos de Asturias, porque este no es el único», y han registrado también «una petición de comparecencia del consejero en la Comisión de Educación y Cultura para que dé explicaciones sobre las infraestructuras de Educación en Asturias, ya que hemos contabilizado más de doscientos colegios e institutos con grandes deficiencias en toda la región».

Sonia Fernández, que en este caso habla en nombre de los padres cuyos niños están recibiendo las clases «en barracones», asegura que les prometieron «que para este curso iba a estar hecha la ampliación del aulario y a la vista está que no es así». Ante este hecho, Sonia Fernández subrayó que no quieren que sus hijos «estén metidos en unas cajas de obra, porque eso no son módulos prefabricados ni son nada; son unas casetas de obra de toda la vida», añadió ante los gestos afirmativos del resto de madres y padres.

Varias carencias más que denunciaron ayer fueron «la falta de calefacción en las instalaciones, la condensación dentro es horrible, el espacio pequeño y, además, hay un alumno con necesidades especiales y no están adaptados» con medidas de accesibilidad. Ante esta situación harán «todo lo que podamos. No somos la AMPA, que no nos apoya, sino las madres y padres de los niños afectados, así que intentaremos organizarnos y que esto mejore para que ningún niño, ni los nuestros ni otros, tengan que estar en barracones», añadió Sonia Fernández, a quien tampoco le parece «normal que la AMPA diga que esto está bien así».

Por su parte, la concejala del PP María Ablanedo confirmó que su grupo municipal preguntará hoy en la Comisión de Educación, «qué va a hacer el equipo de gobierno ante esto y qué le van a solicitar al consejero respecto a esta situación».