El Comercio

Los alumnos de La Corredoria I no pasarán más de dos horas semanales en las aulas prefabricadas

Las aulas prefabricadas instaladas en el centro.
Las aulas prefabricadas instaladas en el centro. / ALEX PIÑA
  • El colegio decide impartir en ellas las asignaturas optativas, mientras la edil de Educación insta al Principado a «actuar pronto» en el centro

«Los niños del colegio Corredoria I no pasarán más de dos horas semanales en las aulas prefabricadas», informó ayer la concejala de Educación, Mercedes González, a través de un comunicado. Un extremo que se debe a «las malas condiciones» de los barracones, tal y como denunciaron los padres de los niños afectados.

La edil se reunió con el equipo de dirección del centro y con representantes del Consejo Escolar, quienes le comunicaron que «se ha optado por impartir en estas aulas solo las asignaturas optativas», cuya duración es, precisamente, de esas dos horas semanales. También le trasladaron que «hay un compromiso verbal de la consejería para acometer las obras de ampliación del colegio el año que viene, a salvo, dicen, de la disponibilidad presupuestaria». Por su parte, la concejala se comprometió con el centro «a acometer unas obras menores de accesibilidad, para garantizar que un alumno con discapacidad motora pueda moverse con normalidad por todo el recinto escolar».

A través de un comunicado, garantizó ayer el «apoyo» de su departamento, y de todo el gobierno municipal, «a las justas reivindicaciones de la comunidad educativa de La Corredoria», y añadió que desde el Ayuntamiento van a estar «vigilantes, y en comunicación permanente con la dirección y la AMPA del centro, para asegurarnos de que la consejería cumple sus compromisos».

El Principado, prosiguió, «tiene que actuar pronto y diligentemente en este y otros asuntos, como el nuevo instituto que necesita el barrio o los problemas de saturación en el comedor de La Corredoria I», agregó. El Ayuntamiento también colaborará con la consejería pero «seremos contundentes con ella si no cumple» porque «la educación, el bienestar de los escolares y el barrio de La Corredoria son una prioridad para este gobierno», concluyó la edil de Educación.

Sin calefacción

Estas palabras de Mercedes González llegan un día después de que representantes de los grupos parlamentario y municipal del Partido Popular visitaran el centro en compañía de los padres cuyos niños están recibiendo clases «en barracones» y no quieren a sus hijos «metidos en cajas de obra».

En este marco, las madres y padres denunciaron varias deficiencias en el interior de esas instalaciones, como «ausencia de calefacción, una gran condensación, poco espacio y falta de accesibilidad para un alumno con necesidades especiales», y mostraron su decepción porque les habían comunicado «que para este curso iba a estar hecha la ampliación del aulario» y no ha sido así. Ahora, Ayuntamiento y consejería se comprometen a solucionar este problema en uno de los barrios de Oviedo con mayor índice de natalidad y, por tanto, de niños escolarizados.