El Comercio

Los alumnos del Loyola son ‘la leche’

Ángela Pumariega, entre los alumnos del Loyola.
Ángela Pumariega, entre los alumnos del Loyola. / Piña
  • El centro escolar alberga el acto del Día Mundial de los Lácteos en la Escuela | La regatista Ángela Pumariega, medalla de oro en Londres 2012, organiza una gymkana a favor del consumo de leche

El poder que ejerce una medalla olímpica de oro en los niños se puede resumir en una sola exclamación: «¡Guauuu!». Esto es lo que se escuchó ayer en el salón de actos del colegio Loyola cuando la regatista Ángela Pumariega, ganadora de un oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, enseñó la suya a los alumnos de Quinto de Primaria. «Nunca hubiese logrado esta medalla si no hubiese llevado una dieta sana y equilibrada», les confesó en el Día Mundial de los Lácteos en la Escuela, que se celebró ayer en todo el mundo en general, y en Oviedo en particular. «Antes de irme a la cama me tomo un vaso de leche y cuando era pequeña siempre desayunaba cereales con leche», aseguró la medallista ante un público muy atento .

Cada 28 de septiembre, veinticinco países celebran de forma simultánea el Día Mundial de los Lácteos en la Escuela. Esta iniciativa la instauró la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el año 2000 con el objeto de recordar la importancia del consumo de lácteos en edad escolar.

Un mensaje que los alumnos del colegio de los Escolapios parecían saberse a pies juntillas: «Yo tomo leche, yogures, quesos y natillas», enumeró uno de los pequeños. «La leche es uno de los alimentos más completos, contiene hidratos de carbono, proteínas, minerales. Al día deberíamos consumir entre dos o tres raciones diarias», agregó la nutricionista Laura Sánchez durante el acto.

Y aprovechó para desmentir aquellas voces que aseguran que el consumo de leche puede perjudicar a la salud. «No se basan en ningún fundamento ni estudio, en cambio sus beneficios sí que están documentados científicamente», señaló.

El acto, al que también acudió la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, se cerró con una gymkana en el patio del colegio, en la que los alumnos simularon, junto a Ángela Pumariega, una regata.

Temas