El Comercio

La CHC sanciona al ayuntamiento de Ribera por vertidos residuales al Caudal

  • Los vertidos de aguas residuales sin depurar son un «grave problema para Asturias», denunció la Coordinadora Exoloxista

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha sancionado al Ayuntamiento de Ribera de Arriba por verter aguas residuales al río Caudal. Así lo comunicó la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies tras meses de denuncias.

El colectivo puso de manifiesto que el Ayuntamiento de Ribera vertía aguas fecales al río Caudal. Unos vertidos que, apunta, proceden del nuevo pantalán, construido para la práctica de piragüismo, que a pesar del uso masivo de esta instalación no se han resuelto, aseguró la plataforma ecologista a través de un comunicado.

Por este motivo, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha sancionado al Consistorio con «multas económicas» por esos vertidos «ilegales», reseñó la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies que exige al Ayuntamiento de Ribera de Arriba y a la Consejería de Medio Ambiente que tomen las medidas necesarias para evitar «esos vertidos contaminantes».

Los vertidos de aguas residuales sin depurar son un «grave problema para Asturias», denunció la Coordinadora. Su tratamiento, obligatorio, está recogido en la normativa europea.