El Comercio

El Principado dice que las obras del colegio de Las Campas acabarán este curso

Las aulas prefabricadas en el colegio Juan Rodríguez Muñiz, en Las Campas.
Las aulas prefabricadas en el colegio Juan Rodríguez Muñiz, en Las Campas. / ALEX PIÑA
  • El consejero de Educación reestructura horarios para que los niños de La Corredoria I pasen menos tiempo en las aulas prefabricadas

El consejero de Educación, Genaro Alonso, anunció ayer que las obras de ampliación del colegio Juan Rodríguez Muñiz de Las Campas acabarán a finales de este curso. Lo hizo en el pleno de la Junta General del Principado al ser interpelado por el Grupo Parlamentario del PP acerca de los centros educativos que imparten algunas de sus clases en barracones. O en «módulos prefabricados», como insistió en llamarlos Alonso, porque, sostuvo el consejero, «el término barracón tiene un marcado significado negativo».

Alonso insistió en que los centros en los que hay este tipo de módulos apenas suman cinco de los 340 de la red pública, «menos del 1,5%» del total y tres de ellos, en Oviedo: en Las Campas, La Corredoria I y Colloto. Del primero, el consejero lamentó los retrasos que acumulan los trabajos. «Están paralizados, muy a nuestro pesar, por el modificado de la obra», pero reiteró su convicción de que estará «finalizada a finales de este curso». Sería entonces cuando se desmontarían los barrracones en los que hay cuatro aulas.

Genaro Alonso recalcó que los módulos prefabricados son «provisionales, no han venido para quedarse» y confirmó buenas noticias para el colegio de Colloto, donde hay dos unidades aún en módulos prefabricados. El proyecto de ampliación, que permitirá ganar tres aulas y un salón de usos múltiples para el colegio, estará «terminado este año».

La Corredoria, en 2017

Quienes tendrán que esperar más para perder de vista los módulos prefabricados serán los alumnos del colegio público de La Corredoria I. El consejero recordó que está pendiente la ampliación del aulario de Educación Infantil y garantizó que, para acortar tiempos, «el proyecto será tramitado como anticipado de gasto», sin esperar a ver si el Gobierno regional es capaz o no de pactar unos presupuestos para el próximo año.

La medida, confió, permitirá que las obras del nuevo aulario estén concluidas en diciembre del año que viene. Mientras tanto, los padres que protestan por la falta de climatización, de accesibilidad y de espacio en los módulos tendrán que conformarse con una reestructuración del uso de los espacios en el centro y de docencia.

Los módulos se usarán para las clases de Música y Religión, por lo que los alumnos pasarán menos tiempo en ellos. Además, anunció, se añadirá un nuevo módulo para usos múltiples también y se construirá un baño adaptado hasta que acaben las obras.