El Comercio

Recepción de la reliquia de San Juan Pablo II en San Isidoro

El arzobispo, durante la misa.
El arzobispo, durante la misa. / PABLO LORENZANA
  • Está catalogada como una de primer orden, aquellas que recogen restos orgánicos del santo. En esta ocasión, se trata de un trozo de tela con la sangre de San Juan Pablo II

El arzobispo, Jesús Sanz Montes, presidió ayer la eucaristía que sirvió para celebrar la llegada de la reliquia de San Juan Pablo II a San Isidoro, donde será custodiada y venerada. La nueva reliquia está catalogada como una de primer orden, aquellas que recogen restos orgánicos del santo. En esta ocasión, se trata de un trozo de tela con la sangre de San Juan Pablo II. Una minúscula gota recogida de la sotana que portaba el pontífice el 13 de mayo de 1981, cuando Ali Mehmet Agca le disparó cuatro tiros, hiriéndole de gravedad. La reliquia llegó como agradecimiento a la archicofradía del Santo Entierro por su empeño en nombrar patrono de la misma al Papa fallecido.