El Comercio

«Se llevaron a la niña en contra de la voluntad del centro de acogida»

La madre de la menor, el pasado lunes, ante los juzgados.
La madre de la menor, el pasado lunes, ante los juzgados. / M. ROJAS
  • La educadora del centro del que supuestamente la madre y la abuela se llevaron a la menor contradice ante el juez la versión de la progenitora

La educadora del centro de acogida del que, supuestamente, una madre se llevó, con la ayuda de su suegra, a su hija sin permiso compareció ayer en la sala de lo Penal número 2 de Oviedo. Su testimonio contradijo al que ofreció la madre en la primera sesión del juicio, celebrada el lunes, cuando declaró que no había «secuestrado» a su hija sino que desde el centro la habían llamado para que fuese a buscarla. La versión de la educadora nada tiene que ver con la madre de la menor: «Se llevaron a la niña en contra de la voluntad del centro y les advertimos de que eso traería consecuencias, pero hicieron caso omiso», relató la trabajadora ante la jueza.

Las dos mujeres, a las que la Fiscalía pide dos años de prisión por un delito de sustracción de menores, mantienen su inocencia. Se llevaron a la niña porque «no se encontraba bien en el centro».

La abogada de ambas, Cristina Braña, solicitó la libre absolución tanto para la madre como para la abuela de la menor, que actualmente tiene trece años.

Ayer, durante la última sesión del juicio, la defensa interesó con la representante fiscal la suspensión de la pena, en caso de que las dos acusadas fueran condenadas. La Fiscalía accedió al no contar ninguna de las acusadas con antecedentes penales. «Normalmente esto se hace durante la ejecución de la sentencia pero, en este caso, al no tener antecedentes la Fiscalía accedió a ello», explicó Braña.

Aún así, el Ministerio Público mantuvo la pena de dos años de prisión para ambas y la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad de la madre durante cuatro años.

Según el escrito de acusación pública, los hechos ocurrieron en febrero de 2015 cuando las dos procesadas acudieron al centro de protección con «la intención de llevarse a la niña, pese a que ambas conocían la resolución administrativa y su alcance». Insiste en que la educadora responsable del centro se opuso a que se llevaran a la menor y les advirtió de las eventuales consecuencias que tendría su acción, como así recordó la trabajadora durante el juicio.

Su declaración estaba prevista para el pasado lunes; sin embargo, no se presentó a la vista oral, por lo que el juicio se pospuso hasta la jornada de ayer.

La niña vive con su madre

La madre de la menor explicó, tras la primera vista oral, que su familia pasó por graves dificultades hace dos años, cuando carecía de vivienda. Actualmente, madre e hija viven juntas en un piso de acogida: «Ahora tengo una casa muy grande por la que pago 240 euros. La niña va al colegio y no le falta de nada. Quiero darle lo mejor de mi vida», aseguró.

El juicio por este caso ha quedado visto para sentencia. Aunque resulten condenadas, a priori, no ingresarán en la cárcel tras interesar la defensa, con la representante del Ministerio Fiscal, la suspensión de la pena. La madre mantiene que es inocente.