El Comercio

'Embrujada' y 'Eloise' vuelven a sonar en Tudela Veguín

La Banda de Música, durante el concierto.
La Banda de Música, durante el concierto. / ALEX PIÑA
  • La localidad natal de Tino Casal concluye los homenajes al artista con una misa en asturiano y la actuación de la Banda de Música de Oviedo

El 11 de febrero de 1950, José Celestino Casal Álvarez llegaba al mundo en Tudela Veguín. Acaba de nacer un cantante y compositor, figura clave de la movida madrileña, pero también un pintor y escultor. España entera le conoció como Tino Casal, y aunque han transcurrido 25 años de su inesperada muerte en un accidente de tráfico, sus temas siguen siendo admirados por generaciones enteras. Sus vecinos se sienten orgullosos: «Es la bandera de Tudela Veguín», resumió ayer José Ramón Mortera, secretario de la asociación vecinal de la localidad.

'25 años sin Tino' son muchos, pero han querido tenerle muy presente en esta fecha y, bajo dicho epígrafe, rindieron un homenaje muy sentido al artista que culminó ayer con una misa en su memoria, en bable, y en la que actuó el Coro Santiaguín, cuyo presidente es Víctor Casal, tío del polifacético artista. Fue por la tarde, a las seis. A continuación, numerosas personas siguieron el concierto que la Banda de Música Ciudad de Oviedo ofreció en el parque José Fermín Palicio. 'Embrujada' y 'Eloise' volvieron a sonar en la cuna del artista.

Y no fue un reto fácil, porque, según explicó su director Francisco Vigil, «no había música de Tino Casal editada para bandas». Tres meses tardaron en encontrar los arreglos de ambos temas, en los que fue fundamental la colaboración «de un señor de Valencia y del músico asturiano Daniel Sánchez».