El Comercio

La familia de Eloy Palacio considera «terrible» que el fiscal pida archivar la causa del incendio

La viuda y el hijo de Eloy Palacio depositan un ramo de flores ante el 'altar' improvisado por los ciudadanos días después del incendio.
La viuda y el hijo de Eloy Palacio depositan un ramo de flores ante el 'altar' improvisado por los ciudadanos días después del incendio. / ALEX PIÑA
  • Piden una «oportunidad para que los tribunales investiguen» y «demostrar que no fue un irresponsable»

  • La viuda y el hijo del bombero fallecido en Uría luchan por «defenderle como se merece» en los juzgados

La familia de Eloy Palacio, el bombero fallecido el pasado 7 de abril durante el incendio de la calle Uría, había permanecido hasta ahora en silencio. Sin embargo, ayer habló alto y claro para pedir que los tribunales investiguen lo sucedido y defender el honor de Eloy. Lo hizo después de la petición del fiscal delegado de Siniestralidad Laboral del Principado de Asturias, Enrique Valdés-Solís, de sobreseer el caso, que es «muy mala noticia». Según afirmó su viuda, Marta Valle, esta solicitud «no solo nos desasosiega y alarma, sino que, además, se realiza de tal forma que el impacto que nos causa es terrible». Y es que la familia se enteró a través de los medios de comunicación de esta solicitud, pero recibieron la notificación oficial «pasados cuatro o cinco días», conforme explicó su abogado, Francisco Pérez Platas. Asimismo, Valle relató que el fiscal tomó la decisión de pedir el archivo del caso «a finales de julio», es decir, cuarenta días antes de que el letrado de la familia fuese informado. «Es difícil entender en qué mejora la justicia que un documento esté durante más de un mes guardado en un cajón», criticó.

No son capaces de comprender la razón por la cual el fiscal ha tomado esta decisión antes de que se hubiese terminado «el informe de la Policía Científica» o se hubiese llevado a cabo la declaración ante la jueza de los técnicos del Instituto Asturiano de Riesgos Laborales, que tendrá lugar este viernes en el Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo.

No ha sido el único varapalo que se han llevado por parte del fiscal, que esta misma semana ha solicitado que la causa se declare «no compleja» al cumplirse los seis meses del siniestro. «Todas las partes personadas nos hemos opuesto al entender que lo es por las circunstancias en las que se produjo y por la labor de investigación». Si al final se realiza esta declaración, los siguientes pasos son la celebración del juicio o el sobreseimiento del caso.

A pesar de estas piedras en el camino, el letrado de la familia descartó emprender acciones contra Valdés-Solís porque «vamos a ser respetuosos con las instituciones». Pero al mismo tiempo, subrayó que la investigación debe «realizarse con mesura, serenidad y templanza». En este sentido, la viuda abundó que ahora existe la oportunidad para que los tribunales «investiguen y aclaren qué fue lo que realmente sucedió en aquel fatídico incendio». «Eloy no fue un irresponsable, sino un profesional que hizo su trabajo de forma correcta y cabal buscando el bien común y codo a codo con Juan Carlos Fernández, 'Cuni', y el resto de sus valientes compañeros del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Oviedo», elogió.

Recordó que el 7 de abril su marido le llamó por teléfono y le comentó que «marchaba urgentemente a hacer un refuerzo en un incendio». Iba a ayudar a sus compañeros y le pidió que no se preocupase, que en un «par de horas estaría de vuelta a casa». «Desgraciadamente no volvió y nunca volverá, porque su sentido del deber y su entrega acabaron costándole la vida», destacó durante la lectura de un comunicado, momento en el que estuvo arropada por su hijo mayor. El pequeño no acudió al ser menor de edad. También le acompañaron sus familiares más cercanos y el bombero Juan Carlos Fernández Granda, 'Cuni'.

Acto seguido, todos ellos se dirigieron al 'altar' que los ovetenses crearon días después del incendio, y que está situado en el Campo de San Francisco, donde depositaron un ramo de flores y agradecieron este gesto a los ciudadanos.