El Comercio

Trasladan a una joven al HUCA tras ser sometida a un exorcismo

Calle Félix Aramburu.
Calle Félix Aramburu. / MARIO ROJAS
  • La Policía Nacional identifica a un grupo de jóvenes de origen sudamericano, junto a un chamán, pero no practica detenciones

Los vecinos de la calle Félix Aramburu oyeron unos gritos inquietantes y decidieron llamar a la Policía Nacional. Eran las siete de la mañana. Rápidamente, los agentes se presentaron en el lugar de los hechos y comprobaron que un grupo de jóvenes de origen sudamericano estaban realizando exorcismo a una joven y entre ellos había un chamán. Además, observaron que el suelo estaba lleno de amoniaco que desprendía un fuerte olor.

Acto seguido, la chica, que tiene veinte años y se dedica profesionalmente a leer el futuro a través de las cartas, fue trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en una ambulancia y en compañía de un agente del Cuerpo Nacional de Policía. No estaba herida y la decisión de llevarla al centro sanitario se debió a que sufría una crisis nerviosa, aunque durante el camino señaló que el demonio estaba en su interior. No obstante, según fuentes sanitarias, su ingreso se debió a un motivo psiquiátrico.

La investigación

Mientras la joven fue conducida al hospital, los agentes identificaron al grupo que se encontraba en el inmueble, muy cercano a la plaza de La Gesta, pero no realizaron ninguna detención por este caso que llamó mucho la atención entre los vecinos de la zona.

Hace ocho años, esta calle vivió un trágico suceso. Un joven mató con su navaja a su tía, de 49 años, e hirió a su abuela, de 84, después de una discusión familiar, al parecer, por motivos económicos. El joven fue internado en el Centro de Menores de Sograndio.