El Comercio

El Ayuntamiento recurre a la vía judicial el impago de los fondos mineros

El Ayuntamiento acometió la mejora de los accesos a Bendones pensando en la ayuda de los fondos mineros, que ahora no llega.
El Ayuntamiento acometió la mejora de los accesos a Bendones pensando en la ayuda de los fondos mineros, que ahora no llega. / ALEX PIÑA
  • Tras años de alegaciones, el Ministerio de Industria resuelve que la ciudad perdió el derecho al cobro de 650.000 euros empleados en la mejora de accesos a Bendones

El Ayuntamiento ha decidido acudir a la vía Contencioso-Administrativa para reclamar 650.000 euros de ayuda a cargo de los fondos mineros empleados para mejorar los caminos de acceso a la localidad de Bendones en 2011, una obra realizada, pero por la cual el Consistorio no recibió ni un solo euro del dinero comprometido. Ahora, tras varios años de alegaciones, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha resuelto que la ciudad perdió el derecho al cobro de la ayuda por no justificar las actuaciones realizadas dentro del plazo establecido.

Fue en octubre de 2010 cuando el Ayuntamiento firmó un convenio específico de colaboración con el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC) y el Principado de Asturias para ejecutar ese proyecto de ensanche y mejora de los caminos de acceso a Bendones. Dicho acuerdo especificaba que el plazo de ejecución y la justificación de las actuaciones realizaba finalizaba el 31 de diciembre del año siguiente. Pero, según el ministerio, a esa fecha no se había recibido ninguna documentación sobre la actuación y por tanto el dinero no se entregó a la ciudad, aunque tampoco fueron recibidos en el Gobierno regional muchos otros millones.

Ante el tijeretazo que en ese momento realizó a los fondos mineros el Gobierno central, dirigido por Mariano Rajoy, el Principado decidió acudir a los tribunales para exigir el cobro de hasta 213 millones que le correspondían a Asturias en 2011, entre ellos el dinero de Bendones. Ante el impago, había reclamado el Gobierno regional sin obtener respuesta y los tribunales aclararon que los órganos competentes de determinar si los convenios presentaban o no las condiciones, en este caso el Ministerio de Industria, debía abrir un procedimiento y dar audiencia a las partes. Es decir, no servía la desestimación de esa reclamación por silencio. Así que confirmada la sentencia ya en 2014, se inició el procedimiento para declarar la pérdida del derecho a cobro en el caso de Bendones.

El Ayuntamiento y el Principado alegaron y la Comisión de Cooperación examinó el convenio para el arreglo de los accesos a Bendones a finales de 2015. Ese proceso caducó y hubo que iniciar uno nuevo que ahora ha tenido su resolución: «Declarar la pérdida total del derecho al cobro de la ayuda en su momento concedida». Abunda esa resolución ministerial que «conforme a la documentación presentada por el Principado y el Ayuntamiento cabe concluir con toda evidencia que el Ayuntamiento no ejecutó ni justificó las actuaciones objeto del convenio dentro del plazo de vigencia establecido para ello».

Destaca también que «si bien se han ejecutado parte de las actuaciones previstas en el convenio, dicha ejecución parcial no puede, en modo alguno, facultar la aplicación del convenio al no comportar una aproximación significativa a la ejecución total, tal y como se exige».

Tirones de orejas

Tras conocer esta resolución, el Ayuntamiento ha decidido presentar un recurso ante los juzgados de lo Contencioso-Administrativo, algo que la oposición municipal exigió ya en 2013 al gobierno local, por entonces en manos de Agustín Iglesias Caunedo.

Desde Foro Oviedo, acusaron a Caunedo de «inactividad» en esa exigencia a un Gobierno central de su mismo signo. La oposición municipal urgía en aquel año al Consistorio para que reclamara un total de 1,2 millones de euros, dinero que estaba reservado para el centro social de Tudela Veguín, el saneamiento de Ventanín, la depuradora de Casares, el campo de fútbol de Olloniego y el citado acceso a Bendones. El Pleno municipal había aprobado meses antes por unanimidad una declaración en defensa del mantenimiento de los fondos mineros.

La mejora de los accesos la parroquia de Bendones era una reivindicación de los vecinos desde hace décadas. Allí se esconde un tesoro, desconocido para muchos, la iglesia de Santa María, uno de los templos perrománicos menos conocidos, pese a su proximidad a Oviedo. La iglesia fue construida entre los años 792 y 842 y es monumento nacional desde hace más de medio siglo. Pero con esos accesos en mal estado recibía muy pocos visitas. Se arreglaron, aunque la iglesia sigue habitando en cierto olvido.