El Comercio
Una de las señales que indica la dirección al núcleo zoológico, en el barrio de San Lázaro.
Una de las señales que indica la dirección al núcleo zoológico, en el barrio de San Lázaro. / PABLO LORENZANA

«Si nos diesen espacio, llevaríamos el zoo a Gijón; nos tratarían mejor que aquí»

  • El propietario del núcleo zoológico El Bosque amenaza con irse de Oviedo porque el Ayuntamiento no mejora los accesos a la instalación

Si a Gonzalo Rubio, propietario del núcleo zoológico El Bosque, le ofreciesen una parcela en Gijón para reubicar sus instalaciones no dudaría ni un segundo en irse. «Económicamente no podemos comprar una parcela para ubicar nuestro zoo pero si nos diesen espacio nos iríamos. Estoy seguro de que en cualquier ciudad nos tratarían mejor que en Oviedo», sentenció.

El malestar del propietario del zoo se debe a una petición que lleva años reivindicando sin éxito: la mejora de los accesos en la carretera que lleva hasta El Bosque. «Nuestra actividad es única a nivel educativo, divulgativo y de preservación de las especies. No pedimos una autopista, pero sí mejorar el acceso porque siendo únicos en el concejo deberían mirar un poco más para nosotros», argumentó Rubio. La carretera que conduce al zoo es muy estrecha, tanto que es muy difícil que puedan cruzarse dos coches en ella. El problema también incumbe a los autobuses escolares que acuden todos los años con miles de alumnos de visita. «Un autocar grande no entra, los niños pequeños tienen que caminar ochocientos metros de carretera para llegar y hay vecinos que se cabrean cuando tienen que esperar a que pasen los niños para seguir circulando con el coche por esa vía», explicó.

Por este motivo, el pasado mes de junio entregó en el Registro municipal 5.600 firmas solicitando la mejora de los accesos y pronto volverá a entregar otra remesa. Ya lleva más de dos mil.

La respuesta del Ayuntamiento a esta reivindicación llegó a modo de proyecto, pero todo quedó en papel mojado. «Recuperaron uno del año 2012 para el ensanche de la carretera pero argumentaron que era muy costoso. Además, se encontraron con el rechazo de varios vecinos de la zona que se niegan a ceder sus terrenos para poder acometer los accesos y ahí quedó la cosa». Lamenta, por tanto, que «el gobierno no se está molestando nada por nosotros».

1.500 euros en señales

La mejora de los accesos no es la única reivindicación. El coste de las señales indicativas del zoo también trae de cabeza a sus propietarios. Actualmente, existen tres paneles: dos en el barrio de San Lázaro y otra en la carretera que va a San Esteban de las Cruces. El problema radica, según Rubio, en el excesivo coste que supone mantener estos indicadores, 511 euros por cada uno, que suman un total de 1.533 euros anuales. «Esta tasa viene de una ordenanza que se aprobó en el año 2013. Muchas señales de este tipo suponen mucho dinero para el Ayuntamiento. Sin embargo, no son publicitarias sino indicativas para que la gente pueda llegar hasta nuestro zoo». Rubio insta al gobierno local a modificar esta ordenanza porque es «abusiva».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate