El Comercio

Alarma entre los vecinos de Las Cuestas por un desprendimiento

Una de las piedras de grandes dimensiones que cayó al camino del Refuxal.
Una de las piedras de grandes dimensiones que cayó al camino del Refuxal. / E. C.
  • Piedras de gran tamaño procedentes de la reparación de la carretera entre Trubia y Grado cayeron a un camino transitado por los vecinos

Los vecinos de la zona de el Refuxal, en Las Cuestas, Trubia, están alarmados por los desprendimientos de piedras de grandes dimensiones que han caído a un camino transitado por los residentes para acceder a diferentes fincas y a la fuente del Güelu. Las rocas han quedado próximas a algunas casas de la zona y los vecinos temen que puedan caer más y dañar las viviendas, coches aparcados en la zona o, en el peor de los casos, causando daños personales.

Las piedras proceden de las obras de reparación de la carretera AS-313 que une Trubia con Grado. Según explicaron algunos vecinos, en el transcurso de esos trabajos, la empresa encargada de los mismos habilitó una zona para depositar materiales, sobre todo piedra, y un molino que la tritura y transforma en la gravilla que necesitan para la realización de los trabajos. La finca usada «era muy pendiente», cuentan los residentes, y aunque se rellenó y aplanó con materiales esa naturaleza del terreno podría ser favorable a los desprendimientos. Los residentes confían en que los responsables de los trabajos tomen medidas de seguridad.