El Comercio

Azufre en las calles.
Azufre en las calles. / E. C.

Denuncian la aparición de polvos de azufre contra los perros en La Corredoria

  • La plataforma vecinal El Conceyín elevará sus quejas al Ayuntamiento para alertar del uso de esta sustancia tóxica

Vecinos de La Corredoria han denunciado la aparición de restos de polvo de azufre en las esquinas de las aceras de varias calles del barrio. Esta sustancia se utiliza para evitar que los perros miccionen en las aceras, sin embargo, su uso está desaconsejado por ser considerada peligrosa para la salud cuando es inhalada, ingerida o por el simple contacto con la piel y ni siquiera evita que los perros hagan sus necesidades.

En las ordenanzas municipales de limpieza de las vías públicas no aparece su prohibición expresa, pero en el Capítulo II sí se recoge que «queda prohibido depositar en la vía pública cualquier tipo de residuo sólido o líquido que no se ajuste a las características de los incluidos en la recogida de residuos sólidos urbanos».

El problema de esparcir el azufre por las calles radica en el riesgo que supone para los animales como para las personas, especialmente los niños. «El año pasado hubo quejas sobre este mismo tema, que no suele ser algo habitual pero sí que aparecen restos de estas sustancias con periodicidad», explicó Nicanor Platero, presidente de la asociación de vecinos El Conceyín de La Corredoria. Tanto es así, que desde la plataforma vecinal van a redactar un escrito al Ayuntamiento para que tome medidas y «nos den una solución a este problema», aseveró Platero.

El presidente de El Conceyín aseguró que personalmente no conoce ningún caso de animales o personas afectadas por el azufre pero que sí le han llegado comentarios de vecinos sobre intoxicaciones de perros por haber ingerido esta sustancia. La Policía Local anima a denunciar esta práctica.