El Comercio

Oviedo aspira a crear una fábrica de ingeniería de tejidos humanos

Cristina Pontón, Ana Taboada, Javier Collado, Fernando Fernández-Kelly y el alcalde, Wenceslao López, ayer en el Vivero de Ciencias de la Salud, antes de reunirse.
Cristina Pontón, Ana Taboada, Javier Collado, Fernando Fernández-Kelly y el alcalde, Wenceslao López, ayer en el Vivero de Ciencias de la Salud, antes de reunirse. / ALEX PIÑA
  • El Consistorio trabaja con la Cámara de Comercio, la Universidad y empresas de referencia para lograr una incubadora impulsada por la Fundación Incyde

Si todo sale bien, Oviedo podría tener a finales del próximo año una fábrica de ingeniería de tejidos humanos. Es la propuesta que el Ayuntamiento ha perfilado junto a la Cámara de Comercio, la Universidad de Oviedo y diferentes empresas de referencia de la región para optar a una de las doce incubadoras en terapias avanzadas de la salud que la Fundación Incyde pondrá en marcha con fondos europeos. El gobierno local presentó ayer este proyecto, en el que llevan seis meses trabajando, al director general de la fundación, Javier Collado, que espera que la convocatoria esté resuelta en «dos o tres meses».

Otra cosa es, dijo, cuando entre en marcha el proyecto, aunque según sus cálculos lo razonable sería que estuviera dispuesto para funcionar dentro de un año. Las posibilidades de Oviedo son altas. Primero porque el proyecto está avanzado y cuenta con el apoyo del INCAR, del CSIC, la Universidad de Oviedo, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega y Química del Nalón. Y también porque en la propuesta enviada por el Incyde a Bruselas para conseguir los fondos europeos que financiarán las doce incubadoras, figura Asturias como una de esas sedes. «La competencia no va a ser muy grande. Creo que Oviedo tiene bastante avanzado el proyecto. Están trabajando mucho», valoró Collado.

El Ayuntamiento tiene hasta ubicación para esa incubadora. De llegar a buen puerto, toda la tecnología para la fábrica de tejidos humanos se instalará en el Vivero de Ciencias de la Salud, edificio que ayer visitaron las partes implicadas en el proyecto. «Estamos aquí porque hace seis meses se planteó la posibilidad crear un proyecto para lograr una incubadora de alta tecnología. Trabajamos con la Cámara de Comercio, con la Universidad de Oviedo y con empresas que trabajan en el sector de la alta tecnología como el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega y Química del Nalón», explicó el alcalde, Wenceslao López. Apostando por la biotecnología y la nanotecnología, la candidatura ovetense ha optado por ese proyecto para desarrollar una fábrica de terapias avanzadas en tejidos humanos y fármacos. «Acabamos de pasar de la idea al proyecto. Es una experiencia muy importante en un marco como el que tenemos en el Vivero, próximo al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)», afirmó López.

El proyecto estaría cofinanciado por los fondos FEDER en su convocatoria entre 2014-2020 que aportaría 700.000 euros, el Ayuntamiento asumiría otros 120.000 euros y el sector privado, 60.000 euros más. «Hablaríamos de un proyecto de aproximadamente 900.000 euros que supondría la creación en Oviedo y en Asturias de esta nueva incubadora, muy importante para potenciar este tipo de investigación», incidió el alcalde. Porque, según destacó Collado, la incubadora es algo que va mucho más allá de un vivero. «Tiene que ser una referencia en la región que no solo implique al consorcio de empresas sino que sirva para el estudio y la investigación y que transfiera la tecnología de la que dispondrá a pequeñas y medianas empresas, a start-ups que lo precisen», concluyo.

Temas