El Comercio

Oviedo aspiraba a 15 millones de euros para reordenar el área de entrada por la 'Y'.
Oviedo aspiraba a 15 millones de euros para reordenar el área de entrada por la 'Y'. / MARIO ROJAS

«Sin la UE no tenemos capacidad para reordenar la entrada por la 'Y'»

  • Wenceslao López garantiza que habrá otras actuaciones y se optará a nuevos concursos

  • Los trabajos para recuperar La Vega proseguirán e incluirán visitas guiadas que también se realizarán en El Cristo

Era difícil que a Oviedo le concedieran una parte de la tarta de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado). Ya había recibido la ciudad otras inversiones procedentes de la Unión Europea y «éramos muy conscientes de la dificultad. Partíamos en desventaja», explicaba ayer el alcalde, Wenceslao López. Sin embargo, con esa financiación el gobierno local pretendía abordar su proyecto más ambicioso hasta el momento: reordenar y reactivar el área de La Vega, la entrada por la autopista 'Y' y el entorno de Santullano. Era el proyecto 'Conectando Oviedo' que ahora quedará «aparcado».

Aunque dentro del equipo de gobierno hay visiones diferentes sobre el futuro de esa iniciativa, el alcalde ofreció ayer la versión más «realista»: «Evidentemente ese proyecto, de momento, va a quedar ahí parado. No tenemos capacidad financiera para hacerle frente», lamentó. El Ayuntamiento tratará de acceder a próximas convocatorias de fondos europeos para lograr la financiación que pueda materializar su apuesta por reorganizar la entrada en la ciudad. Máxime, cuando saben que en los DUSI llegaron hasta la última fase. Oviedo se «quedó a las puertas» y aprovechará todo el trabajo desarrollado para «luchar en otras convocatorias».

«Hicimos un esfuerzo importante y llegamos a la tercera fase por lo que sabemos que nos quedamos fuera en el último momento. Fue un trabajo importante y lamentamos no estar ahí, pero, en esa visión de colaboración y cooperación que tenemos, estamos contentos por Avilés y Mieres que no habían recibido financiación en otras ocasiones», insistió López. La iniciativa aprobada a principios de año por junta de gobierno, a instancias de la Concejalía de Urbanismo, hablaba de un proyecto de reordenación y reactivación social, patrimonial y medioambiental del área que costaría 21,8 millones de euros: 15 provendrían de los fondos europeos y el resto, 6,8 millones, de las arcas municipales. Aunque esa intención es ya inviable, el alcalde aclaró que las intervenciones en todo el área de La Vega proseguirán. Será un proceso «más lento», pero habrá actuaciones para cambiar esa parte de la ciudad. Entre los planes, como adelantó EL COMERCIO, está la planificación de vistas guiadas a la fábrica de La Vega que, según anunció ayer López, tendrán sus réplicas en la zona de El Cristo. «Queremos un proceso participativo y la gente podrá ir a ver esos espacios para luego realizar propuestas», insistió.

No todos piensan igual

La paralización del proyecto de reordenación del entorno de la 'Y' a la que se refirió el alcalde nada tiene que ver con la postura de su socio en el gobierno, Izquierda Unida. «Nosotros pelearemos para que salga adelante porque esto debe discutirse en el debate presupuestario», aventuró Cristina Pontón, portavoz de IU. A pesar del «revés», el compromiso de su grupo municipal es sacar adelante el proyecto. «Se va a ejecutar porque tenemos claro que tendrá financiación», sentenció.

La postura de IU es más coincidente con la que dio el propio concejal de Urbanismo. Ignacio Fernández del Páramo adelantó, nada más conocer que Oviedo había perdido los fondos DUSI, que el proyecto habría que «ajustarlo» pero que se acometería porque es una «necesidad».

Quien no ve esa urgencia es el portavoz municipal del Partido Popular. Agustín Iglesias Caunedo acusó al gobierno local de presentar un proyecto «improvisado» y aseveró que la propuesta había nacido fruto de la privatización. «Estuvo gestionado íntegramente por empresas privadas, sin contar con los interlocutores naturales de una ciudad como Oviedo. Sin la Universidad, la Cámara de Comercio, los propios vecinos de los barrios o los grupos de la oposición», argumentó Caunedo y culpó directamente al alcalde y a su gobierno de haber perdido los fondos europeos.

Crítica también ha sido la voz de Ciudadanos. Su portavoz municipal, Luis Pacho, afirmó que el proyecto del gobierno local era «mejorable». Aún así, argumentó que si esto es una prioridad para la ciudad se debe demostrar aprobando partidas presupuestarias dentro del Ayuntamiento.

Temas