El Comercio

Juicio contra un trabajador del Reconquista por su despido

  • El representante de los trabajadores explicó que el trabajador fue expedientado por criticar la gestión de la sociedad a través de «las redes sociales y aparcar su coche en el parking del hotel»

El diputado de Izquierda Unida, Ovidio Zapico, lo anunciaba en el pleno de la Junta General de la semana pasada: a lo largo de estos días se iban a celebrar los juicios de la presidenta del comité de empresa del hotel de la Reconquista, Raquel Agüeros, y del secretario, Luis Vega. Este último tuvo lugar el martes y, según explicó Agüeros, fue una vista «larga y en la que se aportaron muchas pruebas testificales».

La razón para llegar a los tribunales es que Vega fue despedido de la empresa, después de que le abriesen un expediente, el mismo día en el que «me lo cerraron a mí», conforme explica ella, que estuvo suspendida de empleo y sueldo durante cuarenta y seis días. Asimismo, el representante de los trabajadores explicó que el trabajador fue expedientado por criticar la gestión de la sociedad a través de «las redes sociales y aparcar su coche en el parking del hotel». «Él hizo estas declaraciones y estacionó su vehículo en el aparcamiento, tal y como hacen el resto de los trabajadores», indicó. La intención del sindicato es que se declare «nulo» y que Vega pueda volver a su puesto de trabajo.

Respecto a su situación judicial, Agüeros destacó que la vista del lunes se suspendió y se volverá a celebrar el próximo lunes 17. La razón para llegar a los juzgados es que Hotusa le interpuso en Barcelona una demanda civil y «en julio, el juez dijo que no había causa y que este no era el lugar». Por ello, Hotusa presentó una nueva demanda, que la presidenta del comité recibió el miércoles en su domicilio. Aún no tiene constancia en qué sala se celebrará la vista oral, pero ya sabe que será dentro de dos lunes.

Por otro lado, el consejero de Economía, Turismo e Industria, Francisco Blanco, afirmó que se han subrogado a los trabajadores y esto lo ratifica una de las últimas sentencias realizadas por los jueces. Sin embargo, el diputado de IU discrepó y volvió a solicitar al Principado que rompa el contrato con Hotusa, medida que por ahora el Gobierno regional rechaza .

«Seguirá habiendo vistas orales» si el Principado «no lo remedia», insistió Zapico. «Con este hotel tienen la oportunidad de demostrar que son de izquierdas, romper el contrato y devolver la normalidad», añadió.

A lo que el consejero respondió que se han tomado medidas para mediar entre la empresa y los trabajadores e intentar solucionar este conflicto.