El Comercio

El 30% de los menores ovetenses han consumido cannabis alguna vez

José Antonio Gómez, Wenceslao López y Arancha Fernández durante las jornadas.
José Antonio Gómez, Wenceslao López y Arancha Fernández durante las jornadas. / MARIO ROJAS
  • El alcohol, el tabaco y el hachís son las sustancias más ingeridas, según los datos presentados en las jornadas 'Municipio y Drogodependencias'

El alcohol, el tabaco y el cannabis son las tres sustancias más consumidas en el concejo de Oviedo. Así lo manifestó la responsable del Plan Municipal de Drogas, Arancha Fernández, durante la inauguración de las Jornadas Municipio y Drogodependencia, ayer en el Auditorio Príncipe Felipe.

Tienen como objetivo «promover» un espacio de reflexión y de intercambio de experiencias y buenas prácticas en el ámbito de la drogodependencia. A partir de ahí los datos hablan por sí solos: «Las sustancias más consumidas son las legales. Gana el alcohol, tanto en población escolar como adulta, seguida del tabaco. En tercer lugar se sitúa el cannabis», explicó Fernández.

Esta última, el cannabis, no es una sustancia legal en España pero existe una «normalización» de su consumo, aventuró a explicar la responsable del Plan Municipal de Drogas. «Las políticas sobre drogas están cambiando. Hay países que ya han regularizado su uso recreativo y terapéutico. Su consumo se liga a determinados valores políticos y proecológicos, lo que crea un marketing en torno a esta sustancia», argumentó Arancha Fernández. Todo esto genera «expectativas» entre los jóvenes. De hecho, Arancha Fernández apeló a los datos proporcionados por las encuestas realizadas dentro de la población escolar. «Entre el 25 y el 30% de los menores afirman haber probado el cannabis, al menos, una vez en su vida», aseveró Fernández. Son chavales con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años. Lo curioso de esta cifra es que no difiere con el consumo en la población adulta, según explicó Fernández.

Consumo de alcohol precoz

Partiendo de la base que cada sustancia tiene una edad de inicio diferente, la responsable del Plan de Municipal de Drogas destacó que el consumo de alcohol cada vez se hace a edades más tempranas. «Los jóvenes comienzan a beber alcohol a los 14 años», afirmó Arancha Fernández. Es la edad más baja a la que se comienza a consumir una sustancia potencialmente adictiva. A partir de ahí y hasta los 17 años se inicia el consumo del resto de sustancias: tabaco, cannabis y psicofármacos.

En la prevención estaría la clave para frenar futuras conductas adictivas. En este sentido, el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, apostó por aplicar políticas preventivas. «Con ellas los costes de salud serán menores porque se evitaría llegar a más. El objetivo fundamental es la prevención», aseveró el regidor municipal, durante la inauguración de las jornadas Municipio y Drogodependencia.

En cuanto a evitar conductas como el botellón entre los jóvenes, la responsable del Plan Municipal de Drogas fue clara a la hora de equilibrar el respeto a la ley y las políticas preventivas: «El abordaje debe de ser integral. Se necesita una coordinación entre las medidas legislativas y las educativas de sensibilización y de información», sentenció Arancha Fernández.

Las jornadas sobre Municipio y Drogodependecias continuarán hoy en el Auditorio Príncipe Felipe. Lo harán a partir de las nueve y media de la mañana con dos mesas de experiencias. La primera sobre intervenciones en el ámbito escolar y la segunda sobre el ámbito familiar.

El evento reunirá a un total de 350 profesionales.