El Comercio

Somos e IU instan al alcalde a «recapacitar» y «pelear» por el proyecto de Santullano

Roberto Sánchez Ramos (IU), Ana Taboada (Somos) y el alcalde, el socialista Wenceslao López.
Roberto Sánchez Ramos (IU), Ana Taboada (Somos) y el alcalde, el socialista Wenceslao López. / PIÑA
  • Las dos formaciones no están de acuerdo con tirar la toalla y afirman que se presentarán a la segunda convocatoria

  • Exigen a Wenceslao López que «no se salte el acuerdo de gobierno y su propio programa electoral»

El domingo representantes de todos los grupos municipales, excepto de Ciudadanos, acudieron a la clausura de los segundos talleres de 'Diseña Santuyano'. Los ediles saltaban a la comba y jugaban al cascayu sin imaginarse que al día siguiente, el proyecto 'Conectando Oviedo', que tiene como objetivo reordenar la entrada a la ciudad a través de la A-66, se quedaría fuera de los fondos europeos DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado). Tras este varapalo, Wenceslao López señaló que este proyecto tenía que quedar «aparcado», ya que «no tenemos capacidad financiera para hacerle frente». Pero, estas declaraciones no han gustado al resto de socios de gobierno y ayer enviaron un comunicado conjunto expresando su malestar y solicitándole que «pelee» por él.

«Esperemos que el alcalde, que es un hombre que presume de palabra, recapacite, no se salte el acuerdo de gobierno y su propio programa electoral y luche con nosotros por sacar adelante un proyecto que mejorará la vida de treinta mil vecinos de Oviedo», conforme afirmó el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo. Asimismo, la portavoz de Izquierda Unida, Cristina Pontón, destacó que el bulevar es «uno de los ejes que posibilitaron» crear un ejecutivo de tres colores diferentes, «así como un ejemplo de otro modelo de ciudad urbanísticamente sostenible».

Además, ambos insistieron en que se debe luchar por este proyecto hasta el final y su intención es «presentarlo a la segunda convocatoria de los DUSI, por una cuantía de ocho millones de euros». En un principio, iba a costar 21,8 millones, de los cuales quince provendrían de la Unión Europa y el resto, 6,8 millones, de las arcas municipales, pero esta otra oportunidad tendrá sus repercusiones. Y es que tal y como está concebido no es inviable económicamente hablando y el concejal de Somos ya admitió que tendrán «que ajustarlo y presentar una nueva propuesta».

De forma paralela, Pontón destacó que su partido no va a «fallar» a los vecinos de Santullano, ya que su grupo tiene «un compromiso social, político y económico» con los vecinos y por ello «lo van a ejecutar».

Críticas al PP

A estas dos formaciones políticas tampoco les ha sentado nada bien las declaraciones de Agustín Iglesias Caunedo, donde indicaba que este proyecto es «improvisado» y «estuvo gestionado íntegramente por empresas privadas, sin contar con los interlocutores naturales de una ciudad como Oviedo». Según su opinión, estas afirmaciones «son propias de alguien con cara muy dura, lo que no nos coge por sorpresa». Igualmente, manifestaron que una de las primeras preguntas que realizaron cuando llegaron al ejecutivo local fue «al área de fondos europeos» sobre «qué trabajos se venía realizando para optar a los fondos DUSI». En ese momento, les contestaron que «no se había hecho nada», ya que el anterior equipo de gobierno «no tenía intención de presentarse».

Fue entonces cuando «decidimos ponernos manos a la obra» y optar a ellos, a pesar de que «éramos conscientes de la dificultad de competir con proyectos como los de Avilés , que llevaban más de cuatro años realizando este plan». A pesar de ello, «aceptamos el desafío y jugamos el partido donde otros, como Caunedo, tiraron la toalla».

Los inicios de este proyecto se remontan a enero cuando la junta de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo dio luz verde al plan y se decidió presentarlo a esta convocatoria. En concreto, estas ayudas pretenden impulsar el desarrollo urbano sostenible a través de estrategias integradoras que aborden fines medioambientales, climáticos, sociales y demográficos.

Mientras el Ayuntamiento esperaba la resolución de la Unión Europea han organizado diversas actividades para «humanizar este tramo de la antigua autopista» que van desde un concurso de ideas para decidir el nombre del bulevar, hasta talleres, pasando por conferencias como la dada el pasado viernes por José Fariñas.

Temas