El Comercio

El Alfonso II simula con éxito un incendio con desprendimiento

Los bomberos evacuan a Inés Vázquez, con estudiantes y autoridades al fondo.
Los bomberos evacuan a Inés Vázquez, con estudiantes y autoridades al fondo. / MARIO ROJAS
  • Numerosos curiosos y alumnos de otro instituto contemplaron con interés el despliegue de los servicios de seguridad del Ayuntamiento

A las 13.05 horas, dos fuertes petardazos en el patio del Instituto Alfonso II interrumpieron la tranquilidad de la calle Pérez de la Sala y sus alrededores. Sonaron la alarma del centro escolar y gritos. Al momento, cientos de adolescentes (entre 600 y 700, según el director, Julio Rueda) salieron a paso ligero en dirección al patio. No pasó nada. Se trataba de un simulacro de incendio, con desprendimiento incluido, con el que finalizó la Semana de Prevención de Incendios de Oviedo.

Poco después, se oyeron sirenas y apareció a todo gas una patrulla de la Policía Local. Cuatro agentes más controlaron el tráfico. Detrás de ellos llegaron los Bomberos con dos camiones, uno multiusos y otro específico para apuntalar el supuesto derrumbe. Tras ellos, se acercaron dos ambulancias y Protección Civil.

La recreación se quedó muy cerca de un incendio de verdad. A las 13:20 fueron evacuados en camillas dos alumnos de 1.º C de Bachillerato, heridos y hasta ensangrentados de pega. Eran dos voluntarios, elegidos por sorteo: Lucas Cepeda (amputado e inconsciente) e Inés Vázquez (policontusionada). Con gran realismo, los sanitarios simularon subirlos a una camilla, atender sus heridas y trasladarlos. Desde el jardín, las autoridades - el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, y los jefes de Policía Local, José Manuel López, y el de Bomberos José Manuel Torres-, que luego celebraron una ceremonia de clausura en el Auditorio, observaban la acción.

Numerosos transeúntes y trabajadores de la zona, desconocedores de lo que estaba pasando en realidad, se detuvieron para contemplar el despliegue de medios. La bolsa de la compra o el cigarrillo del descanso podían esperar. También había 40 espectadores con propósito didáctico: estudiantes de Noreña, que venían a contemplar la simulación para reproducirla después.

«Ya está estabilizada la estructura y el resto de chavales vuelve a clase con normalidad». Con estas palabras el jefe de la dotación de bomberos, Luis Díaz, dio por finalizado el operativo a las 13:30 horas.

Temas