El Comercio

IU anuncia que se alineará con los trabajadores de las contratas municipales

Iván Álvarez y Santiago Gutiérrez conversan ayer.
Iván Álvarez y Santiago Gutiérrez conversan ayer. / PIÑA
  • «Cuando suene el hilo rojo sindical esta ortanización va a estar con los sindicatos, no con el gobierno», dice Alejandro Suárez

Las cartas sobre la mesa. IU se alineará con los trabajadores de las contratas municipales que vean amenazados sus puestos de trabajo si el Ayuntamiento decide prestar el servicio de forma directa y a través de empleo público. El coordinador de la formación, Alejandro Suárez, lo advirtió ayer: «Cuando suene el hilo rojo sindical esta ortanización va a estar con los sindicatos, no con el gobierno».

Desde ese gobierno local, el concejal de Personal, Iván Álvarez, fue más moderado. Con la remunicipalización del servicio de Recaudación en peligro por segundo año consecutivo, el edil advirtió que «hay que asumir la posibilidad de que pueda haber prórroga», declaró, sin ambages. Álvarez aseguró que hace «autocrítica» de este primer y complicado proceso de remunicipalización del tripartito y que el alcalde tendrá la ayuda que necesite de su formación si se la pide. No obstante, el concejal reclamó «espacios de coordinación política» entre los socios del tripartito y recordó que «800 familias viven de las contratas municipales y cualquier proceso relacionado con ellas ha de ser consensuado con los representantes de los trabajadores».

Esa es la postura de IU, no la de sus socios. La vicealcaldesa y líder de Somos Oviedo, Ana Taboada, vio viable la remnunicipalización del servicio aún: «Vamos a hacer todo lo posible. Somos optimistas, un tema tan sensible no puede estar en manos privadas. La oferta de empleo sigue adelante, con la intención de que en diciembre esté en marcha».

Sobre el recurso presentado por los extrabajadores de La Auxiliar de Recaudación, Taboada aseguró no tener «constancia fehaciente». Taboada se mostró abierta a más remunicipalizaciones en el futuro cuando las empresas adjudicatarias de los servicios públicos terminen su contrato o los incumplan, señaló seguramente con la mente puesta en las dudas que tiene su formación sobre el servicio que presta Aqualia en Aguas.

¿Funcionará?

El plan del equipo de gobierno, con la duda del interés de IU en llevarlo a cabo, es seguir adelante con el concurso oposición convocado para cubrir las 29 plazas que debería tener el servicio de Recaudación pese al recurso contencioso y la petición de suspensión cautelar que esgrimen los trabajadores de La Auxiliar de Recaudación.

De forma paralela, el alcalde «está llevando personalmente» la búsqueda de un local para las oficinas. Lo de «personalmente», lo dijo ayer el edil de Personal y Patrimonio, aunque encontrar los despachos debería ser cosa suya. Pudo añadir a la desesperada, porque el concurso preparado desde la concejalía de Álvarez tuvo que ser declarado desierto, y lo que busca el alcalde ahora en un contrato menor para unos pocos meses. Con la reciente crisis de gobierno a cuenta del bulevar de Santullano aún fresca, al alcalde está convencido de que el contexto nacional influye. Ayer le preguntaron si había vuelto la calma después de la tempestad al equipo de gobierno, respondió que «soy un hombre muy calmado, la pasión la dejo para una sola cosa». Una que no aclaró