El Comercio

Ricardo Fernández asegura que hubo una «dirección operativa» durante el incedio de Uría

El alcalde, Wenceslao López, y el edil de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández.
El alcalde, Wenceslao López, y el edil de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández. / MARIO ROJAS
  • El abogado de la familia del bombero fallecido afirma que nadie sabe «explicar» cómo funcionó el puesto de mando

El alcalde de Oviedo y el concejal de Seguridad Ciudadana acudieron puntuales a su cita en el Juzgado de Instrucción Número 2. Lo hicieron como testigos del incendio de Uría que acabó con la vida del bombero Eloy Palacio e hirió a su compañero Juan Carlos Fernández, 'Cuni'.

Lo hicieron juntos, cinco minutos antes de la hora prevista, las nueve de la mañana y salieron casi dos horas después. «Hemos venido a cumplir con nuestra obligación. Hemos colaborado con la justicia en todo aquello que ellos han entendido que podíamos aportar. Algún conocimiento que permitiese llegar a un buen final del procedimiento», señaló Wenceslao López tras su declaración en el Juzgado. «Nostros estuvimos allí como espectadores privilegiados y hemos colaborado en lo que hemos visto y conocido del incendio», afirmó el alcalde.

El concejal de Seguridad Ciudadana fue algo más concreto. Aseguró que el Ayuntamiento actuó «correctamente» durante el incendio hasta el punto de sostener que sí hubo una «dirección operativa» por parte de los mandos que coordinaron las labores de extinción del incendio, hecho con el que también coincide Luis Tuero Fernández, abogado del Jefe del Servicio de Extinicón de Incendios y Salvamento de Oviedo, José Manuel Torres.

El letrado de la familia del bombero fallecido, tiene otra visión. Francisco Pérez Platas aseguró que hubo una «carencia absoluta» de concreción por parte del alcalde y del concejal de Seguridad Ciudadana cuando se les preguntó cómo y dónde estaba organizado el puesto de mando. «La pregunta es cómo se organizaba, desde qué sitio, qué personas integraban el puesto de mando, qué decisiones y cómo se transmitieron. Esto, nadie sabe explicárnoslo», aseveró el letrado.

El abogado de la familia de Eloy Palacio, fue más allá. Según Pérez Platas, en la comparecencia de ayer se dijo que fueron unos vecinos, del edificio de enfrente del siniestrado, los que en el momento que colapsó el inmueble de Uría 58 avisaron de dónde estaban los dos bomberos accidentados. «Si hubiese habido un puesto de organización y coordinación permanente esto lo hubiera visto el responsable o algún bombero, no unos vecinos», especificó el letrado.

La misma sensación compartió Ignacio Manso, el abogado de la Corriente Sindical de Izquierda, personada como acusación. «No hubo coordinación de ningún tipo por parte de los mandos y hoy (por ayer) quedó demostrado», sentenció.

Nadie avisó del colapso

Otra de las preguntas que el Ministerio Fiscal puso sobre la mesa fue el tema del desplome del edificio de Uría tras el incendio que lo devoró. Según declaró el alcalde, Wenceslao López, «nadie» les dijo ni les «advirtió» que el edificio tuviese riesgo de colapso. Una cuestión importante, si se tiene en cuenta el atestado policial sobre el siniestro. En el documento, según explicó el abogado de la familia del bombero fallecido, se «advierte» que en el perímetro de seguridad instalado durante el incendio, existía mucho personal «ajeno» a la extinción del incendio, de tal manera, que si hubiese riesgo de colapso, lo lógico, es que ese perímetro no estuviese ocupado por nadie. Esto vendría a demostrar que nadie advirtió del riesgo de colapso del edificio.

Revisión del camión

El concejal de Seguridad Ciudadana también se refirió al incumplimiento por parte de bomberos de las revisiones del camión desde el que trabajaba Eloy Palacio el día del incendio. Ricardo Fernández aseguró que esa información es falsa. «Sí ha pasado las revisiones. Pedí la información a la Jefatura de Servicio y, en principio, sí las pasaron».

En este sentido, el abogado de la Corriente Sindical de Izquierda, Ignacio Manso, explicó que lo que no se está cumpliendo es con la normativa respecto a cuándo se deben hacer esas revisiones. «Ellos hacen una revisión anual pero no las que marcan el manual de instrucciones de los equipos», aseveró.