El Comercio

El Ayuntamiento licita un nuevo contrato de desratización y control de plagas

  • Lo cierto es que la empresa se impuso en 2013 gracias a su agresiva oferta económica, con una rebaja de cerca del 40% sobre el precio de licitación, lo que le permitió imponerse a Saniastur, la anterior contratista

Con los jabalíes no tendrá que lidiar, pero con el resto de molestos animales que proliferan en la ciudad, sí. El Ayuntamiento ha licitado un nuevo contrato para el servicio de desratización y control de plagas. Uno que, por primera vez, incluye a el control de la población de gaviotas. El importe es ligeramente superior al de la licitación anterior. Pasa de 80.000 a 88.000 euros, pero sobre todo la esperanza del equipo de gobierno es que mejore el servicio. El que presta la actual contratista, Dokesim, ha sido muy cuestionado por los vecinos, que han denunciado la proliferación de roedores en barrios como La Florida, Villafría o Montecerrao.

Lo cierto es que la empresa se impuso en 2013 gracias a su agresiva oferta económica, con una rebaja de cerca del 40% sobre el precio de licitación, lo que le permitió imponerse a Saniastur, la anterior contratista.

La empresa que tome el relevo deberá añadir a los deberes para controlar la población de ratas -cebos y venenos-, pero el contratista no solo deberá luchar contra los roedores. La concejalía de Sanidad ha incluido dentro del pliego el control de la población de palomas, que, «como consecuencia del gran número existente en el municipio, están ocasionando daños por la deposición de excrementos» en edificios, aleros o taponando las bajantes de agua y además de las gaviotas, un problema creciente.