El Comercio

«Dividir La Noche Blanca en dos días fue un acierto», dice Roberto Sánchez Ramos

 B. Alto y el Conceyu de Cultura Tradicional Vezos Astures dieron vida al cuadro 'Filandón en Monasterio de Hermo'.
B. Alto y el Conceyu de Cultura Tradicional Vezos Astures dieron vida al cuadro 'Filandón en Monasterio de Hermo'. / M. ROJAS
  • El concejal de Cultura se reunirá con todos los colectivos participantes para recabar ideas y «renovar» la próxima edición del evento

La Noche Blanca no desveló a sus organizadores que aplaudieron la «excelente participación» de los ciudadanos en las 110 actividades culturales que conformaron este evento. El éxito, según el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, radicó en haber dividido en dos días las propuestas que vistieron de largo a La Noche Blanca. «Fue todo un acierto. En mi correo electrónico no hago más que recibir felicitaciones», aseveró el edil de Cultura, que casualmente no pudo disfrutar de este evento nocturno y cultural en vivo y en directo. Un viaje institucional con la banda de gaitas Ciudad de Oviedo se lo llevó hasta tierras catalanas para promocionar el Camino Primitivo.

Aún así, reconoció que estuvo «permanentemente» informado de todo lo que aconteció durante La Noche Blanca, hasta el punto de que el edil se convenció de que el segundo hito que consolidó la propuesta cultural nocturna, para las noches del viernes y del sábado pasado, fue la propia «autoorganización» de las entidades que participaron en el evento. «Hay que agradecer a todos los participantes en La Noche Blanca el trabajo que realizaron para llegar a todo tipo de público. Cada acto iba dirigido a una demanda concreta», aseveró 'Rivi'.

La iglesia, por ejemplo, participó por primera vez en esta iniciativa cultural. «La Noche Blanca es de toda la ciudadanía y eso se demostró con la apertura de la iglesia de Santa María La Real de La Corte en esta Noche Blanca», agradeció el concejal de Cultura que está convencido de que ha sido una «buena experiencia para seguir».

Lo que más «emocionó» a Yolanda Lobo, una de las productoras de La Noche Blanca, fue la respuesta de la gente: «Hacían colas para disfrutar de las actividades sin perder la sonrisa porque sentían que la noche era de ellos», describió.

Yolanda Lobo, que forma parte de la organización de este evento, destacó lo «receptiva» que estuvo la ciudadanía a todas las propuestas porque todas eran «muy opuestas».

Si tuviese que quedarse con una sensación, Yolanda Lobo, tiene claro que está «encantada». Eso sí, es consciente de que aún quedan muchas cosas por corregir «sobre todo desde la propia organización». La productora entonó el 'mea culpa' argumentando que la «experiencia» siempre «te pide más».

Esos 'pluses' de los que habla Yolanda Lobo se los podrá transmitir al propio concejal de Cultura. Roberto Sánchez Ramos aseguró que «próximamente» se reunirá con todos los colectivos que participaron en La Noche Blanca para recabar ideas con un objetivo: renovar la próxima edición de la fiesta de la cultura.