El Comercio

David Fuentes será juzgado el 16 de noviembre.
David Fuentes será juzgado el 16 de noviembre. / E. C.

El detenido por la muerte de Imran será juzgado por un robo previo al crimen

  • La vista por varios hurtos cometidos horas antes del asesinato del menor, cuyo cuerpo apareció en el interior de una maleta, se celebrará en un mes

Antes de que David Fuentes, el detenido por la muerte de Imran, el pequeño que apareció muerto en el interior de una maleta, se enfrente a 33 años y 5 meses por el crimen, se sentará en el banquillo de los acusados por varios hurtos que cometió, supuestamente, en las horas previas al asesinato cuando estaba inmerso en una espiral de drogas que terminó en tragedia. El próximo mes, Fuentes será juzgado por un delito continuado de hurto tras acceder de madrugada en tres ocasiones al taller donde trabajaba para robar dinero y material.

El Ministerio Fiscal le solicita quince meses de prisión por los hechos que salieron a la luz durante la investigación del crimen, ocurrido hace dos años, y tienen relación con el desenlace, porque ese mismo fin de semana, el pequeño Imran, de tan solo 20 meses, murió a golpes. Según la madre del menor, Fadila Chardoud, también detenida por los hechos y para quien el fiscal solicita la misma pena de 33 años y 5 meses, David realizó todos esos robos para drogarse y bajo el efecto de las drogas mató al pequeño sin ella percatarse. Pero además de esta posible relación directa con el crimen, el juicio cobra también relevancia porque fue el propio Fuentes quien en un primer momento confesó el crimen y describió estar bajo los efectos de las drogas. Esa primera declaración está pendiente de un recurso que pide la nulidad de la misma por una supuesta «vulneración de sus derechos fundamentales» en el momento de tomarle testimonio ante su abogado de oficio. Es este el único trámite pendiente para la apertura del juicio oral por el crimen de Imran.

Hasta entonces, Fuentes viajará hasta el Juzgado de lo Penal número 3 desde la prisión de Mansilla de las Mulas el 16 de noviembre. El 24 de octubre de 2014, accedió en tres ocasiones al taller donde trabajaba para llevarse dinero y ordenadores. Al día siguiente, intentó borrar las grabaciones. Fue durante ese fin de semana cuando el Ministerio Fiscal cree que los dos detenidos asesinaron a Imran, cuyo cuerpo abandonaron junto a las vías del tren en el apeadero de La Argañosa dentro de una maleta. Luego huyeron. Diez días más tarde se entregaron a las autoridades en León.