El Comercio

El PP propone bonificar la Plusvalía hasta un 60% para las rentas más bajas

  • Las enmiendas de los populares a las ordenanzas buscan generar actividad económica y favorecer a las familias

Pasar a la oposición, después de 24 años de gobierno, agudiza el ingenio. El PP presentó ayer sus enmiendas a las ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio. Incluyen la que sería, en caso de aprobarse, la primera bonificación de un impuesto municipal en función de los ingresos del contribuyente. La propuesta, que firma el concejal Eduardo Rodríguez, se refiere a la Plusvalía, para la que propone una bonificación del 60% si sus ingresos no superan el 150% del IPREM o del 200%, si un miembro de la familia presenta más de un 65% de discapacidad. «Debemos situarnos en primera fila en la atención a quienes más lo necesitan para tratar de aliviar la carga fiscal de familias con escasos recursos», defendió el edil en un comunicado.

No es la única enmienda sobre el oficialmente llamado Impuesto Sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. El gravamen gana cada vez más protagonismo, a medida que la revisión catastral va elevando los valores de las viviendas sin que se haya tocado el tipo, ni en este ni en el anterior mandato, para compensarlo. Rodríguez propone reducirlo del 30% -el máximo legal- al 27% y recuerda que en 2015 se recaudó un 82% más de lo presupuestado por este impuesto.

Familias y negocios

Los populares defienden que sus enmiendas contienen «nuevas ventajas fiscales para impulsar la actividad económica y ayudar a las familias, lo que permitirá incrementar los recursos municipales para así poder desarrollar más políticas». Entre ellas, reclama rebajar un 5% el tipo del IBI para evitar que suban los recibos a una parte de los ovetenses con la aplicación de un nuevo tramo de la ponencia de valores revisada. Recuerda Rodríguez que es «la misma (reducción) que en el último año de gobierno del PP en el Ayuntamiento», que también se opone «al incremento de casi el 70% del tipo aplicable a 258 inmuebles no residenciales».

Considera que la medida, «única en toda Asturias, y que sitúa el tipo impositivo en el máximo legal», proyecta una imagen negativa para la inversión en Oviedo. «Puede provocar el traslado de empresas a otros municipios», advierte.

Para apoyar a los negocios y emprendedores, los populares plantean una serie de nuevas bonificaciones para favorecer su consolidación y «la generación de empleo». Propone el PP una bonificación del 50% del IAE para nuevas actividades y ampliaciones de negocio y otra de hasta el 10% para las empresas con menos de diez trabajadores con pérdidas durante los tres primeros años.

Los nuevos negocios se beneficiarían con la propuesta del PP de una rebaja del 50% en el Impuesto Impuesto de Construcciones y Obras para acometer obras y reformas al inicio de las actividades.

Además, los populares quieren que la política fiscal sirva para incentivar la apertura de negocios en El Antiguo que no sean de hostelería, para acabar con ese 'monocultivo' del ocio nocturno que denuncias los vecinos. Rodríguez propone que se beneficien del 50% de descuento en el IBI los dos primeros años y de un 40 y 30%, los tercero y cuarto, respectivamente.

Temas