El Comercio

La Estación del Norte.
La Estación del Norte. / ALEX PIÑA

Adif arregla las goteras de la estación de tren

  • El Ayuntamiento, por su parte, adjudica a una empresa la impermeabilización de los locales situados bajo el viaducto Marquina

Los días de lluvia, como ayer, la estación de tren de Oviedo se llena de goteras. En los andenes y en los pasillos se acumulan cubos para la recogida del agua que cae del techo y algunos usuarios no pueden esperar el tren en la zona deseada, a no ser que abran sus respectivos paraguas. Adif no quiere que esta habitual escena se vuelva a repetir a lo largo de este invierno, por eso está acometiendo una serie de obras en la calle Pilares para evitar las fugas y está cambiando una parte de la cubierta. Esa que fue instalada entre 1998 y 1999, cuando se construyó la losa y sobre ella se creó la avenida de la Fundación Príncipe de Asturias y la nueva plaza de los Ferroviarios, donde bajo su cúpula se encuentra la entrada a la Estación del Norte.

Pero los problemas de agua no solo se sufren dentro de la estación. En los locales situados bajo Viaducto Marquina, en los cuales se encuentra una de las comisarías de la Policía Nacional que hay en la ciudad, también hay enormes goteras cuando llueve a cántaros. Esta situación se debe a que durante las obras de construcción de la zona no se realizaron las labores de impermeabilización necesarias. Ahora, el Ayuntamiento de Oviedo ha sacado la licitación para emprender estos trabajos. La mesa de contratación los adjudicó a la empresa Construcciones J. C. N. , S.L. por un coste de 129.400 euros. En total, se presentaron quince solicitudes y el valor estimado del contrato era de los 200.311 euros. Es decir, la adjudicataria rebajó la obra en poco más de setenta mil euros.

Los trabajos consisten en el saneo y limpieza de la superficie de hormigón, reparación de vías de agua en clave y un sistema de drenaje. El plazo de ejecución de las obras será de seis semanas a contar desde el día siguiente al de la formalización del acta de comprobación del replanteo.

De forma paralela, se está desmontando la terraza de la cafetería de Los Ferroviarios. Esta estructura pertenecía al antiguo concesionaria de la cafetería y, además, se están arreglando los jardines que van paralelos a la avenida Príncipe de Asturias.

Cinturón Verde

Todas las obras de la losa fueron ejecutadas por el Cinturón Verde. Esta iniciativa nació de una protesta vecinal, después de que Feve propusiese desdoblar parte de sus vías en la ciudad para mejorar sus servicios. El proyecto habría echado de sus casas a cientos vecinos, pero esta iniciativa no se puso en marcha hasta 1992 con Gabino de Lorenzo como alcalde. Por aquel entonces se quería soterrar las vías, pero la idea se desechó porque no había dinero. Sin embargo, siete años después se recuperó y fue entonces cuando se realizaron estos trabajos. En total, se emplearon unos 9.575 toneladas de acero y 30.000 metros cúbicos de hormigón.